Lo más importante

Cinco razones por las que el ejercicio mejora la vida sexual

Múltiples estudios sostienen que el fitness no solo trae beneficios para la salud. También ayuda a aumentar la libido y bajar el estrés
0 Comentarios
0 Comentarios

Estar cansado por hacer ejercicio ya no es una excusa aceptable para rechazar un encuentro con la pareja. Cada vez más estudios respaldan la teoría de que el fitness tiene una gran cantidad de beneficios en pos de elevar el deseo sexual.

Por ejemplo, uno realizado por la Universidad de Arkansas (EEUU) a 509 personas de ambos sexos de 18 a 74 años, reveló que el 60 % de las mujeres y el 80 % de los hombres –todos runners– tienen una líbido “por encima de la media”.

Una investigación de la universidad alemana de Göttingen encontró que las personas que tienen relaciones sexuales con menos frecuencia tienden a trabajar más para compensar su frustración. Como resultado, ese aumento de horas laborales eleva el índice de preocupaciones, por ende el de estrés, y así se tienen menos ganas de tener relaciones.

Produce endorfinas

Cuando se realiza algún tipo de ejercicio, el cerebro libera hormonas, como las endorfinas, que generan una sensación de bienestar y son esenciales en la generación del deseo. De esta manera, el cuerpo se relaja y el estrés desciende de manera drástica.

De hecho, el estrés es uno de los grandes enemigos del sexo. El Estudio Europeo sobre Satisfacción Sexual, realizado por el laboratorio Pfizer, determinó que la preocupación por la situación económica repercute sobre la libido y el deseo sexual de un tercio de los encuestados (34%).

Más sexies

La liberación de endorfinas, además de generar cierto grado de placer, también ayuda a mejorar el humor y a sentirse mejor, lo que contribuye a mejorar la libido. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Human Sexuality, “las personas con una buena autoestima se sienten más deseables y rinden mejor a la hora de mantener relaciones sexuales”.

Libera la testosterona

​Según diversas fuentes, con solo realizar de 15 o 20 minutos de ejercicio moderado se aumenta de manera considerable la producción de testosterona en el organismo.

Un estudio reciente publicado en el Journal of Sexual Medicine analizó los niveles de testosterona después de la formación y la alfa-amilasa en mujeres –un marcador de la actividad del sistema nervioso–. Los especialistas encontraron un incremento bastante significativo luego de 20 minutos de ejercicio intenso y concluyeron que esto “lleva a los sujetos a un mayor estado de preparación para la actividad sexual” .

En ese sentido, una investigación de la Universidad de California realizada entre 250 hombres y mujeres reveló que las personas que realizan ejercicio físico un promedio 40 minutos diarios tienen el doble de actividad sexual y aproximadamente el doble de deseo sexual que las que lo hacen por 20 minutos.

Existen pruebas suficientes, a partir de una gran cantidad de estudios, que sostienen que aquellos que poseen un metabolismo más elevado –y por lo tanto tienden a hacer más ejercicio– exhiben determinados rasgos de comportamiento, entre los que se encuentra un mayor impulso sexual.

“A menudo se asocia a la persona atlética con ser más agresivo y sociable, mientras que el ‘nerd’ tiene tendencia a ser más sedentario y es visto como socialmente torpe y sumiso. Estas son generalizaciones, pero la mayoría de la gente probablemente está de acuerdo en que hay algo de verdad en ellos”, dijo el investigador australiano Peter Biro.

Para Chris Jones, director del departamento de Fisiología de Nuffield Health, del Reino Unido, sumó: “Está comprobado que la testosterona y la adrenalina tanto en hombres como en mujeres mejora la libido”.

Favorece la circulación sanguínea

Practicar deportes acelera el ritmo cardíaco y por ende la circulación sanguínea. De esta manera, se favorece la irrigación de los órganos genitales, tanto en los hombres como en las mujeres.

“Hacer gimnasia de tres a cuatro veces por semana puede hacer mucho para ayudar a la vida sexual, la flexibilidad y la resistencia”, explicó Pete McCall, fisiólogo del ejercicio y entrenador personal del Consejo Americano de Ejercicio (ACE).

Según la Universidad de Harvard, “la práctica de ejercicios cardiovasculares disminuye en un 30% el riesgo de disfunción eréctil”.

Fortalece músculos claves

Es una verdad de perogrulllo: el ejercicio mejora el estado de los músculos. Correr, especialmente, tiene la capacidad de fortalecer un músculo pequeño, pero no por eso poco importante. En la zona de los abdominales se encuentra el perineo, la región anatómica correspondiente al suelo de la pelvis.

“En las mujeres el placer está sobre todo ligado al tono muscular de la vagina y a un buen funcionamiento del suelo pélvico”, aseguró Alain Gariépy, sexólogo del departamento de sexología de la Universidad de Quebec, Canadá.

Fuente: bureaudesalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo