Aunque la presencia del primer mandatario arrió a los sectores peronistas de las barriadas rosarinas, el movimiento social y kirchnerista Barrios de Pie dejó las tribunas del templo que recogió a Kirchner completamente vacías.

 

El líder de Barrios de Pie, Julio López, manifestó que “la decisión de no participar del acto tiene que ver con las diferencias que mantienen con la lógica de implementación del Plan Hábitat”.

 

“Creemos que se tiene que ejecutar en conjunto con los vecinos de cada lugar, se debe discutir una relocalización teniendo en cuenta las necesidades de los habitantes de cada barrio, las características de las viviendas actuales y las modificaciones de las nuevas”, explicó.

 

En este sentido, López recordó que “desde la agrupación recogieron varias quejas de los vecinos de villa Corrientes que fueron trasladados el año pasado y ahora pasa lo mismo con los de Molino Blanco”.

 

Por último, el líder de Barrios de Pie agregó que “el Plan Hábitat no se hace por consenso. La relocalización debería ser llevada adelante de manera colectiva con los vecinos”.