El empate en cero que protagonizaron este domingo a la mañana Croacia y Japón puede que haya sido uno de los partidos más aburridos del Mundial. El resultado tiene un agravante: a ninguno de los dos le sirve porque vienen de perder sus primeros partidos y entonces quedaron últimos con un punto cada uno en el Grupo F.Croacia intentó en el arranque pero lo hizo con altibajos, y no pudo abrir el marcador. Ni siquiera con un penal que tuvo a su favor y que atajó Kawaguchi. Los asiáticos, en cambio, quisieron despabilarse en la segunda mitad, pero tampoco lograron llegar a la red.El empate sin brillo, deja prácticamente afuera de la Copa del Mundo a Japón, que ahora deberá jugar con Brasil; mientras que Croacia depende de sí misma. Enfrentará en la última fecha a Australia que tiene tres puntos y si los croatas se imponen quedaron escoltando a Brasil con cuatro puntos. Está claro que con este nivel, a los europeos de poco le servirá sacar cuentas.