Lo más importante

Cuba, el primer país en eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo

Además de Cuba, hay otros seis países americanos que están en condiciones de conseguir la certificación oficial que les acredita por haber conseguido erradicar la transmisión maternoinfantil del virus del VIH
0 Comentarios
0 Comentarios

Se estima que, anualmente, alrededor de 1,4 millones de mujeres seropositivas o con VIH quedan embarazadas.

Con los avances de la medicina y la tecnología, en los últimos años se ha podido reducir la tasa de transmisión maternoinfantil (como es conocida la transmisión del virus del VIH de la madre al feto) a un 5% o menos.

Sin embargo, cuando la madre diagnosticada con VIH no recibe un tratamiento oportuno, el riesgo de transmitirle la enfermedad a su hijo durante la gestación, parto o lactancia oscilan entre el 15 y el 45 %.

Con el fin de mantener la tasa de transmisión maternoinfantil lo más baja posible, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con otras entidades mundiales, se ha comprometido a acelerar los procesos de prevención, sin que aún se haya logrado una cura definitiva.

Pese a esto, Cuba ha conseguido dar un importante paso que resulta prometedor en la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual, así como en el objetivo de una generación libre del virus del VIH.

En Cuba ya no hay transmisión de VIH de madre a hijo

En una ceremonia que se llevó a cabo el martes 30 de junio de 2015 en la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS, la oficina regional de la OMS) en Washington D. C. (Estados Unidos), la OMS reconoció a Cuba como el primer país en lograr erradicar la transmisión del virus del VIH de madre a hijo y, también, de la sífilis congénita.

En este evento, la OMS le entregó a Cuba una certificación que lo reconoce por cumplir este reto doble, en el que durante tantos años han trabajado.

“El éxito de Cuba demuestra que el acceso y la salud universal son factibles y que, efectivamente, son la clave para el éxito, aun frente a desafíos tan abrumadores como el VIH”, expresó Carissa Etienne, directora de la OPS.

Además, los créditos para el país cubano fueron reforzados por la directora general de la OMS, Margaret Chan, quien aseguró que “La eliminación de la transmisión de un virus es uno de los mayores logros posibles en el campo de la salud”.

La OPS y la OMS apoyan desde el año 2010 una iniciativa regional que tiene como fin eliminar la transmisión maternoinfantil de VIH y sífilis, tanto en Cuba como en otros países.

En el marco de esta iniciativa, en Cuba se han implementado algunas estrategias en los últimos años, que incluyen el cuidado prenatal temprano y pruebas de VIH y sífilis tanto para las mujeres embarazadas como para los padres.

Además, en caso de que la embarazada dé positivo, le siguen proporcionando un tratamiento a ella y a su bebé, con el fin de reducir el riesgo de transmitir el virus.

Como resultado, Cuba registró en el año 2014 solo 2 casos de bebés que nacieron con VIH, y cinco más con sífilis congénita. Sin duda, una cifra muy alentadora en la lucha por eliminar la transmisión maternoinfantil de estas enfermedades.

Si bien Cuba es el primer país en recibir la certificación oficial, según la OPS,hay otros 6 países que también están en condiciones de ser validados por este logro, como es el caso del Caribe de Anguila y Montserrat, Barbados, Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico.

El desafío continúa

Según los datos dados por la Organización Mundial de la Salud a través de un comunicado, esa horquilla del 15 a 45 % de posibilidades de transmisión del VIH de madre a hijo puede caer a solo 1 % cuando se le dan retrovirales tanto a la madre como al hijo durante todas las fases en que se puede producir la transmisión.

Gracias a la atención oportuna, el número de niños que nacen cada año con VIH se ha reducido casi a la mitad desde el año 2009, pasando de 400.000 a 240.000 en 2013. A pesar de esto, la cifra está muy lejos de la marcada para este 2015, en el que se esperaba descender a 40.000.

Por esto, la lucha contra la transmisión maternoinfantil tanto de VIH como de sífilis aún tiene muchos retos por delante y la OMS sigue alentando a los países para que continúen sus esfuerzos contra este problema.

Sin embargo, los expertos fueron insistentes al solicitar no descuidar otras fases importantes, en especial en cuanto a su tratamiento.

Fuente: mejorconsalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo