De minibasural a espacio público recuperado, en barrio San Martín A

El municipio, junto a entidades barriles, encaró la recuperación de un terreno de España y Piedras, donde ahora practica la comparsa Rosario Do Samba en plena actividad por los Carnavales 2017
     Comentarios
     Comentarios

"Juntos podemos cuidar este lugar", reza un mural que se extiende por unos 70 metros desde la esquina de España y Piedras hacia el sur. Hasta no hace mucho tiempo había allí basura acumulada, que tapaba los desagües e impedía el tránsito peatonal por la vereda. El espacio fue recuperado durante el año pasado, en un trabajo conjunto entre municipio, vecinos y entidades barriales, y hoy oficia de escenario eventual para las jornadas de entrenamiento de la comparsa Rosario Do Samba, que defenderá este verano el primer lugar obtenido en los carnavales de 2016.

Vanina Morales es una de las directoras de la comparsa, que este año cumplirá su séptimo aniversario. Actualmente la integran cerca de 90 jóvenes, muchos especializados en instrumentos de percusión y otros tantos que componen el cuerpo de baile. "La idea es sumar a toda la familia, desde los más niños hasta los más grandes, cada uno desde su lugar", dice mientras ordena el grupo, que está a punto de comenzar el ensayo.

Y comienzan. Son algunos minutos a puro ritmo y baile. La música invade cada una de las casas de San Martín A, el barrio que desde hace 7 años les da cobijo. Algunos vecinos incluso deciden cortar la siesta y salir a la puerta a ver el espectáculo. La escena se repetirá seguramente el próximo domingo 19, cuando Rosario Do Samba sea anfitriona del Carnaval barrial 2017.

"Los esperamos a todos en el barrio", invita Vanina, quien a renglón seguido repasa el calendario de participaciones de la comparsa: "Este año vamos a tratar de ir Rafaela, y tal vez a Corrientes. Hemos estamos representando a Rosario también en distintos carnavales del interior, como Bigand, Villa Amelia y Roldán", repasa.

Antes un basural, hoy espacio público

Detrás de la comparsa pueden verse los dibujos que los alumnos de la Escuela Nº 1.172 Paul Harris pintaron en diciembre del año pasado, como corolario de las jornadas de limpieza que permitieron la recuperación de ese espacio público. En el lugar se había formado un basural, por lo que las tareas se concentraron en liberar el terreno de residuos acumulados y embellecer el espacio para que pueda ser utilizado por los vecinos.

"Esperamos que ésta sea una experiencia que se pueda replicar en otros lugares, en el resto de la ciudad", sostiene Juan Pablo Mancini, presidente de la Asociación Vecinal San Martín A.

Los trabajos de acondicionamiento del lugar incluyeron la intervención del la Dirección de Higiene Urbana, el Área de Servicios Urbanos del Distrito Sudoeste y la coordinación de la Dirección de Educación Ambiental en las actividades con los alumnos de la escuela.

"La experiencia con los chicos fue muy buena y se vincula con los proyectos que tiene la escuela en el barrio. Esperamos que repercuta en la gente y podamos cuidar el lugar entre todos", había comentado oportunamente Beatriz Orlandini, vicedirectora de la entidad educativa.

Sostenida política ambiental

La erradicación de basurales y minibasurales es uno de los ejes de acción de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público: durante 2016 se lograron recuperar 7.500 metros cuadrados de espacio público, informó la Municipalidad.

Marina Borgatello, titular de la dependencia, explicó: “En este proceso trabajamos y conversamos junto a los vecinos para cuidar estos espacios públicos que se ponen nuevamente en valor”. Y agregó: “Es muy importante su colaboración para evitar la formación de estos minibasurales”.

En total, fueron 39 los puntos que se lograron limpiar para poner a disposición de los vecinos, de los que se retiraron 1.762 metros cúbicos de basura.

Comentarios