¿De qué se ocupa un neonatólogo y en qué se diferencia de un pediatra?

Se trata de una disciplina joven en pleno crecimiento que brinda un cuidado integral a los recién nacidos. La especialista, Sonia Martorano, detalló sus alcances

     Comentarios
     Comentarios

Aunque su pediatra puede resolver la mayoría de los problemas de salud de un recién nacido, un especialista en neonatología está específicamente adiestrado para manejar las situaciones más complejas y de alto riesgo. La neonatología es una especialidad joven, y sus profesionales se preparan para enfrentar casos que requieran diagnóstico y tratamiento de recién nacidos con trastornos respiratorios, infecciones y defectos congénitos.

Además, coordinan el cuidado y el manejo médico de bebés prematuros, con enfermedades críticas o que necesitan de una cirugía, y garantizan que todos los recién nacidos críticamente enfermos reciban la nutrición adecuada para poder sanar y crecer debidamente.

También brindan cuidado a recién nacidos en partos por cesárea o partos que conllevan problemas médicos para la madre o el bebé y que pueden afectar la salud del bebé y requerir intervención médica en la sala de partos, y los estabilizan y tratan a chiquitos que nacen con cualquier problema médico que ponga en peligro su vida. Por sobre todo, ponen el acento en la educación y prevención.

Rosario 3 consultó a la doctora Sonia Martorano, especialista en Neonatología, ¿qué es la prevención para una médica neonatóloga?

“La prevención, en materia de salud, es un concepto muy amplio. Nosotros la clasificamos en primaria, secundaria y terciaria. Nos sentimos más conformes cuando podemos realizar la prevención primaria que tiene que ver con los sistemas de salud y las condiciones de vida y ambientales para que esa persona que acaba de nacer no desarrolle enfermedades”, indicó.

- ¿De qué se trata esa prevención primaria?

- Cuando nosotros, los neonatólogos, hablamos de prevención primaria, aludimos a que esa mamá, ese papá, esa familia en definitiva, se haya preparado para asumirlo. Nosotros intentamos ir un poco más allá; lo que implica ir hasta el momento que ambos en la pareja desean a ese hijo, desde el momento que lo pensaron, lo hablaron y pusieron su empeño en ello; y por eso, comenzaron a preparase y a adecuar el ambiente para dar el lugar que ese bebé merecerá; y generar las condiciones para que ese bebé cuente con lo necesario para llevar una vida confortable para que llegue a un lugar apropiado para desarrollar todo su potencial.

- Va más allá de la salud física de la mujer.

- No nos quedamos solamente con que la mamá tome ácido fólico con todo lo importante que éste es para prevenir posibles alteraciones propias del embarazo, en el bebé. Con él vamos a prevenir las alteraciones del tubo neural como el mielomeningocele. Está muy bien que una mujer que piensa embarazarse, unos meses antes comience a tomar el ácido fólico; pero esperamos a un bebé sano físicamente y lo esperamos acomodando el ambiente que lo cobijará para que su cuerpo y su psiquis estén en condiciones de desarrollar el potencial de esa nueva persona sujeto de derecho. Lo cual es más amplio que ocuparse solamente del tema de su salud física. Sin dejar de lado los controles, vacunas y alimentación necesaria para que el niño crezca adecuadamente. Se trata de preparase para traer un nuevo integrante a la familia para que esa nueva vida logre desarrollar todo su potencial en armonía y equilibrio.

Sonia Martorano
Sonia Martorano | Neonatóloga | Matrícula: 8350 | AMR Salud, España 328, Rosario

Comentarios