Lo más importante

Día de la Rehabilitación

La intervención de la Kinesiología en los programas de Rehabilitación para el cáncer mejora la funcionalidad, alivia el dolor y aumenta el bienestar de las personas
0 Comentarios
0 Comentarios

El 23 de marzo fue elegido para conmemorarse el Día Internacional de la Rehabilitación Física, Psicológica, Social, Laboral y Educacional de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud, la Medicina Física y Rehabilitación consiste en: "el conjunto de medidas sociales, educativas y profesionales destinadas a restituir a la persona con discapacidad la mayor capacidad e independencia posibles".

Haciéndose eco de las consignas Prevención, Diagnóstico Temprano, Tratamiento Eficaz, Rehabilitación y Comunicación, y entendiendo que el acto de informar puede influir en las decisiones que tomen las personas para mejorar su salud, el equipo del Instituto Universitario del Gran Rosario indagó acerca del tema de la rehabilitación en personas con cáncer.

Uno de los datos con los que nos encontramos es que el cáncer de mama es el cáncer de mayor incidencia en mujeres, con una tasa de 74 casos por cada 100.000 mujeres (Fuente: ICC).

Para este tipo de cáncer, la detección temprana es fundamental ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación. En los casos en que es necesario realizar la mastectomía como procedimiento quirúrgico,  el plan terapéutico debe incluir una rehabilitación.

“La Kinesiología está teniendo día a día más reconocimiento en espacios ya conocidos, como el deporte, y en diferentes grupos sociales y franjas etarias. Pero existen grupos donde tenemos incumbencia y muchas herramientas para trabajar, como es el caso de pacientes que padecen o han superado una enfermedad oncológica”, explica la Licenciada María Sol Chanparini consultada sobre el tema.

Sol, además de graduada y docente del IUGR, ha sido tutora de la tesis de grado "Efecto del Drenaje Linfático Manual luego de una Mastectomía post-Cáncer de Mama", trabajo de investigación realizado por las hoy Licenciadas Silvana Pastorelli y Emeli Wilk. Ellas se preguntaron de qué modo esta técnica manual [1] puede mejorar la calidad de vida de las pacientes que presentan complicaciones secundarias a su terapia.

“Con la intervención del Kinesiólogo y un equipo médico multidisciplinario los pacientes podrán prevenir, o reducir el efecto adverso sobre el miembro afectado y controlar el linfedema [2] disminuyendo así las posibilidades de afectaciones a largo plazo. Las terapias realizadas por el Kinesiólogo no sólo se basan en reducir o mantener el volumen del miembro afectado, sino que se enfocan en múltiples factores buscando una recuperación más funcional para reeducar el esquema corporal, el desarrollo de las Actividades de la Vida Diaria (AVD), y la apariencia física”, se lee en el escrito.

Mejorar la calidad de vida del paciente, aliviar el dolor y controlar las potenciales complicaciones y los síntomas molestos derivados del tratamiento administrado o del mismo cuadro canceroso, es el objetivo con el cual trabaja el equipo de salud. “Lo ideal es integrar equipos transdisciplinarios donde todos los integrantes, el paciente, sus familiares y amigos participan del programa de cuidados”, destaca la Lic. Chanparini, recordando que la Organización Mundial de la Salud habla de Cuidados Paliativos como aquellos dirigidos por los profesionales para aliviar los síntomas físicos y psíquicos que conllevan las enfermedades oncológicas.

La intervención de la Kinesiología en los programas de Rehabilitación para el cáncer mejora la funcionalidad, alivia el dolor y aumenta el bienestar de las personas “reduciendo potencialmente los efectos de un sin número de factores de estrés remanentes, tanto conscientes como subconscientes y corporales, influyendo positivamente en el estado general de la persona. Localmente ayuda en el edema asociado al tumor, el malestar general, el dolor y los problemas circulatorios entre otros”, resume la Kinesióloga.

 

 

[1] Las Terapias Manuales constituyen un área de la Kinesiología, se trata del abordaje manual como estímulo para desencadenar respuestas que benefician a la recuperación de la Salud del paciente.

[2] El Linfedema es un proceso evolutivo provocado por un exceso de proteínas, edema de tejidos, inflamación crónica y fibrosis excesiva, causado frecuentemente por la obstrucción o destrucción de las corrientes linfáticas.

 

Fuente: Instituto Universitario del Gran Rosario

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo