Lo más importante

El bloqueo de una única proteína podría detener la progresión de un cáncer de huesos común

Debido a que ya existe un fármaco bloqueante de RANKL aprobado para el tratamiento de distintas enfermedades óseas el siguiente paso es evaluar si puede ser adaptado para el tratamiento del osteosarcoma

0 Comentarios
0 Comentarios

El osteosarcoma es un tipo de cáncer óseo que afecta sobre todo a varones con edades comprendidas entre los 10 y los 30 años. De hecho, elosteosarcoma se corresponde con el cáncer de hueso primario más común en niños y adolescentes. Y si bien la supervivencia a los cinco años es de únicamente un 15-30% en las fases avanzadas –es decir, cuando el tumor ya se ha extendido a otros órganos–, puede ser detenido, según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Oncológico Princesa Margarita de Toronto (Canadá) y publicado en la revista «Science Translational Medicine».

Concretamente, el estudio muestra que el bloqueo de RANKL, proteína responsable de la activación de los osteoclastos –esto es, las células encargadas de la destrucción del tejido óseo dañado–, es suficiente para detener la progresión del osteosarcoma.

Como explica Rama Khokha, directora de la investigación, «gracias a nuestro estudio hemos podido determinar la base molecular que explica el papel de la proteína RANKL en el desarrollo del osteosarcoma. Una nueva información que podría ser trasladada rápidamente a la clínica en forma de tratamiento para los pacientes».

Sin avances en 20 años

Los investigadores han estudiado en profundidad el papel y mecanismo de la proteína RANKL en el desarrollo del osteosarcoma en distintos modelos genéticos. Un estudio que ha permitido conocer, por una parte, que el bloqueo de RANKL detiene la progresión del tumor en sus fases agresivas y, por otro, que la supresión de la proteína evita que el tumor se extienda al pulmón. Un aspecto este último muy importante dado que la extensión del cáncer al pulmón es la principal causa de muerte en los pacientes.

Tal es así que, como destaca Yan Chen, co-autor del estudio, «nuestros hallazgos ofrecen evidencias consistentes para considerar el bloqueo de RANKL para la prevención y tratamiento del osteosarcoma en los seres humanos».

Y en este contexto, como recuerda la doctora Khokha, «a día de hoy ya contamos con un fármaco bloqueante de RANKL aprobado para el tratamiento de distintas enfermedades óseas. El siguiente paso es evaluar si este fármaco puede ser adaptado para el tratamiento del osteosarcoma y mejorar el pronóstico de los pacientes».

Por ello, el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. ya ha aprobado un ensayo clínico en fase II para probar este fármaco en pacientes con osteosarcoma recurrente o resistente a los tratamientos. Como concluye Khokha, «en los últimos 20 años se han logrado avances poco importantes en el tratamiento de este tipo de cáncer óseo. Estamos ansiosos por mejorar esta situación».

Fuente: abc.es

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo