El bullying aumenta el riesgo de enfermedad mental

Un estudio inglés comprobó que aquellos que sufrieron acoso escolar de chicos, tuvieron alteraciones en la estructura del cerebro durante la adolescencia

     Comentarios
     Comentarios

Un reciente estudio reveló que el acoso escolar o bullying puede alterar la estructura del cerebro y aumentar el riesgo de enfermedad mental en el adolescente. Es por eso que se estima que a mediano y largo plazo puede generar graves consecuencias para las personas, sus familias y la sociedad en general.

El nuevo trabajo, publicado en la revista Molecular Psychiatry y reproducido por Muy Interesante, fue liderado por Erin Burke Quinlan, del King's College London (Reino Unido), y contó con la participación de más de 600 jóvenes de 14 a 19 años de diferentes países de Europa, a los que entregaron un cuestionario y realizaron escaneos cerebrales.

Los científicos descubrieron que más de 30 de los participantes habían experimentado bullying crónico, y al compararlos con datos de quienes no lo sufrieron se percataron que que los primeros habían tenido cambios en el volumen cerebral y en los niveles de ansiedad a los 19 años.

Además de corroborar el estrecho vínculo entre intimidación severa y problemas mentales, el estudio reveló que el acoso escolar puede disminuir el volumen de partes del cerebro llamadas núcleo caudado y putamen. El primero desempeña un papel crucial en la forma en que el cerebro aprende, específicamente cómo procesa los recuerdos, y a partir de ello toma decisiones. El segundo regula los movimientos y afecta el aprendizaje.

“Aunque clásicamente no se considera relevante para la ansiedad, la importancia de los cambios estructurales en el putamen y el caudado para el desarrollo de la ansiedad probablemente reside en su contribución a los comportamientos relacionados, como la sensibilidad de la recompensa, la motivación, el acondicionamiento, la atención y el procesamiento emocional”, indicó Burke.

Comentarios