Desde el célebre "barrilete cósmico" de Maradona contra los ingleses en México 86, el mundo entero no hablaba con tanta admiración de un gol argentino en un Mundial. Pero éste no necesito de la inspiración de un sólo jugador que burle a varios. El segundo gol de Argentina ante Serbia y Montenegro por el Grupo C de Alemania 2006 seguramente perdurará en el recuerdo, o se ocuparán de recordarlo los videos que recopilan los más bellos roces entre la pelota y la red.Lo hizo Esteban Cambiasso, y pensar que "el Cuchu" había sido desplazado del equipo titular, pero ingresó por la lesión de Lucho González, quien había ocupado su lugar, a los quince minutos de comenzado el partido en Gelsenkirchen. La obra de arte la firmó el volante del Inter italiano, pero la construyeron 25 pases durante un minuto sin que el rival toque la pelota.Maxi Rodríguez recuperó un balón en campo argentino y tocó para Riquelme, quien en pared con Sorín llegó a la mitad de la cancha por izquierda. Román jugó luego con Ayala, éste con Cambiasso y "el Cuchu" la trasladó hacia la derecha para Mascherano.El volante del Corinthians volvió a cambiar de frente para Sorín, y Argentina llevó el juego hacia el centro con la secuencia de pases entre Rodríguez, Cambiasso y Riquelme.Después, volvió para Sorín, que habilitó a Saviola. El Conejo tiró una pared con Riquelme, se metió en el área con pelota dominada y tocó para Cambiasso, que venía por el centro. Éste descargó corto con Crespo y fue a buscar la devolución que "Valdanito" le tiró con un precioso taco al punto del penal.No había más que definir, y "el Cuchu" la clavó contra el palo derecho del arquero Jevric. Impresionante.