El jefe de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía de la provincia, comisario inspector Mario Franco, aseguró que las nuevas medidas tomadas por esa dependencia, en el marco de los últimos movimientos dentro de la fuerza, buscan “intensificar la relación con la comunidad para prevenir hechos de corrupción”.

Según le dijo Franco a Radio 2 este lunes a la tarde, la implementación de delegaciones móviles en toda la provincia, instalaciones de buzones públicos en Rosario y Santa Fe, la habilitación de un correo electrónico ([email protected]) y, en breve, lanzar la promocionada línea telefónica gratuita (un 0-800 propio) apunta a aceitar la recepción de denuncias y “sugerencias sobre el accionar policial”.

“El personal policial se tiene que acostumbrar a estar controlado y esto no debe molestar a nadie”, señaló el comisario, a cargo de la dependencia que investiga el accionar de la fuerza y que depende de la subsecretaría de Seguridad, en el área del Ministerio de Gobierno.