¿Anestesia o música? Científicos norteamericanos comprobaron el poder curativo de la música al recetar dos sonatas de Mozart en lugar de dos aspirinas, según un estudio difundido recientemente.

 

El trabajo, publicado en el Journal of Advanced Nursing, investigó a 60 pacientes que mostraron una pérdida significante del dolor y mejoría de estados depresivos luego de escuchar música clásica durante una hora diaria.

 

El artículo fue escrito por Sandra Siedlecki, investigadora de la Cleveland Clinic , y Marion Good, de la Universidad Case Western Reserve de Cleveland, Estados Unidos, quienes sostienen que el valor sanador de la música reside en que "es simplemente una placentera y, a la vez, poderosa forma de distracción".