Esquivó un control y atropelló a un policía: estaba drogado

Un joven intentó escapar y embistió a un oficial de la Motorizada. Fue detenido y dio positivo el test de narcolemia. En todo el fin de semana, más de cien vehículos fueron remitidos al corralón

     Comentarios
     Comentarios

Un hombre fue detenido este domingo a la mañana tras embestir con su auto a un policía motorizado mientras intentaba evadir un control de tránsito, en el macrocentro de Rosario. Fue detenido y en la comisaría interviniente se le practicaron controles que arrojaron que había consumido cocaína y marihuana. La víctima no sufrió heridas de consideración.

Fuentes de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informaron que el joven, de 23 años, conducía un Peugeot 308 y evadió un operativo de tránsito en Balcarce y Montevideo. Tras darse a la fuga, se inició una persecución.

En España y Montevideo, el conductor atropelló a un agente de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe perteneciente a la Unidad Motorizada y siguió de largo. Finalmente, en avenida Pellegrini y España fue detenido y trasladado a la comisaría 2ª, donde se solicitó la intervención del personal de la Dirección General de Tránsito para la realización de tests de consumo de sustancias prohibidas.

En ese marco, personal de Control y Convivencia ejecutó los análisis correspondientes, que arrojaron que el joven carecía de restos de alcohol en sangre pero mantenía niveles de cocaína y marihuana en su organismo. En consecuencia, quedó apresado y a disposición del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Por su parte, el policía embestido recibió atención médica y, afortunadamente, no sufrió consecuencias de consideración.

Más de cien remisiones el fin de semana

Durante todo el fin de semana se llevaron adelante múltiples intervenciones nocturnas en el tránsito con fines preventivos, junto a efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. Se controlaron condiciones de seguridad vehicular y de conducción, a través de la práctica de test de alcoholemia y narcolemia. Más de cien vehículos terminaron en el corralón.

De acuerdo a lo que precisó el secretario de Control y Convivencia Ciudadana municipal, Gustavo Zignago, entre el jueves a la noche y este domingo a la mañana se concretaron 580 fiscalizaciones vehiculares en los puntos urbanos de mayor circulación. En total, se remitieron 111 autos y motos al depósito municipal.

Se trata de unidades cuyos conductores incumplieron normativas de tránsito: 47 fueron casos de alcoholemia positiva y 5 por narcolemia. El resto de traslados están relacionados a cuestiones de seguridad vial y documentación.

Zignago precisó que de los test de alcoholemia que dieron positivo, el nivel de alcohol en sangre más alto registrado fue de 1,93. Respecto de los análisis de consumo de estupefacientes, hay que señalar que fueron por presencia de cocaína y cannabis en los conductores testeados.

Comentarios