Rosario se sumó al apoyo por la ronda 2.000 de las Madres

Los pañuelos blancos estuvieron acompañados este jueves especial en la Plaza 25 de Mayo. “Mucha gente vino por la necesidad de decirle al señor presidente que con los símbolos de las Madres no se jode”, manifestó Juane Basso, referente de Hijos. Las fotos

     Comentarios
     Comentarios

La ronda número 2.000 de las Madres de Plaza de Mayo en Buenos Aires se dio en un jueves especial, justo después del intento de detención de Hebe de Bonafini y de las polémicas declaraciones del presidente Mauricio Macri. Por eso en Rosario hubo un acto de apoyo en la Plaza 25 de Mayo, donde las Madres locales se reúnen cada jueves.

Juane Basso, referente de la agrupación Hijos Rosario, fue uno de los que participó del encuentro por la memoria, verdad y justicia, en un contexto muy particular que él resumió así: “Queremos decirle al señor presidente que con esto no se jode, con los símbolos de las Madres no se jode”.

Basso aclaró que la convocatoria central fue en Plaza de Mayo de Capital Federal, que es donde empezaron las rondas. En cambio en Rosario, las mujeres que buscaban a sus hijos desaparecidos durante la última dictadura primero reclamaron junto a otras agrupaciones y “recién en el año 85 se constituyeron como Madres de la Plaza 25 de Mayo".

De todas formas, el militante de Hijos y periodista destacó el valor de “una plaza colmada con mucha gente que necesito en este contexto” responder a las declaraciones de Mauricio Macri, quien calificó de “desquiciada” a Hebe de Bonafini (a quien llamaban “loca” en la dictadura).

“No sólo tiene declaraciones tremendas contra la presidenta de las Madres, Hebe de Bonafini, sino atenta contra las políticas de derechos humanos que había sido una conquista, porque se había establecido como política de Estado. Está desmantelando buena parte de las áreas (vinculadas al tema)”, añadió.

Por eso, dijo, “la necesidad de decirle al señor presidente que con esto no se jode, con los símbolos de las Madres no se jode y tampoco con las políticas de derechos humanos que son para el conjunto de la sociedad”.

"Venir acá es un acto de amor"

En Buenos Aires, la ronda 2.000 a la Pirámide se realizó como cada jueves desde 1977 para pedir por memoria, verdad y justicia para las víctimas de la dictadura cívico-militar. "Venir acá cada jueves es un acto de amor", dijo Hebe de Bonafini.

En un breve discurso ante las miles de personas presentes, agregó: "Esta patria le deba a los desaparecidos una reivindicación. Vamos a tener que llenar muchas plazas para la reivindicación" y para "tapar tanta mierda", en relación a las denuncias contra la Fundación. 

Este miércoles, Macri volvió a encender la polémica tras reflotar la teoría de los dos demonios y sostener que la dictadura de los 70 se enmarcó en una “guerra sucia”. “Ni sucia, ni limpia, terrorismo de Estado”, lo corrigió la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Comentarios