Los rosarinos se volcaron en masa este mediodía al Monumento Nacional a la Bandera para celebrar el arrollador triunfo de la selección frente a Serbia y Montenegro. El Monumento donde se concentraron alrededor de nueve mil personas fue sede de los festejos y la gente invadió las calles hasta ese momento desplobladas.Personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) colaboró en el ordenamiento del tránsito ya que algunas calles se volvieron intransitables como consecuencia de los embotellamientosLa nota oscura de la jornada la puso un grupo de violentos pertenecientes a las barras de Newell´s y Rosario Central que se enfrentaron a los golpes. Afortunadamente, los agentes de policía intervinieron y evitaron que la situación se agravara.