Inglaterra se clasificó para los cuartos de final del Mundial tras ganarle por 2-0 a Trinidad y Tobago. Aunque el marcador puede no sorprender, ya que el equipo inglés era un gran candidato y jugaba ante un debutante, lo que se vio en la cancha fue una competencia bastante pareja. El equipo de Inglaterra llegaba de ganarle en el debut a Paraguay por 1-0. Por su parte, Trinidad y Tobago venía de sacar un empate histórico ante Suecia en su primer partido en una Copa del Mundo. El objetivo para los dirigidos por Beenhakker era dar una nueva sorpresa, esta vez frente a una potencia mundial.Aunque fue más que su rival desde el comienzo, al equipo que dirige Sven-Goran Ericsson le costó bastante meter la pelota en el arco. Sobre el cierre de la primera etapa, Inglaterra tuvo dos buenas chances para marcar. Ante la frustración, el DT incluso arriesgó a la estrella Wayne Rooney, quien recuperado de su lesión jugó en el segundo tiempo.Los goles llegaron, para alivio de los fanáticos ingleses, pero muy cerca del final. Primero marcó el gigante Crouch, quien aprovechó un centro de Beckham a los 37 del segundo tiempo. Luego, ya en tiempo cumplido, Gerrard fue el encargado de poner a su equipo 2-0.