Lo más importante

Investigan salvaje golpiza a un detenido en su celda

Un vendedor ambulante arrestado por orinar en la vía pública amaneció en la celda de la comisaría 15ª con serias lesiones. Ahora está bajo coma farmacológico en el Heca. Su familia y el defensor público provincial, Gabriel Ganón piden explicaciones
0 Comentarios
0 Comentarios

¿Qué pasó en la comisaría 15ª el viernes por la noche? Eso es lo que quieren saber el defensor público provincial, Gabriel Ganón y los familaires de Roberto Martelón, un vendedor ambulante arrestado ese día y hallado inconsciente en su celda a la mañana siguiente. Ahora está bajo coma farmacológico en el Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (Heca). Padece traumatismos múltiples, derrame cerebral y tiene un pulmón comprometido. Desde la seccional creen que otro interno lo atacó.

Según publicó Rosario 12, los familiares de Martelón, con su cuñada Patricia Hidalgo a la cabeza, y Ganón denunciaron este martes el caso ante el Ministerio Público de la Acusación y acusaron puntualmente a los agentes de la 15ª de “privación ilegítima de la libertad y torturas”". Sin embargo, desde la seccional apuntaron a otros detenidos, pero estos dijeron que no vieron ni oyeron nada, y fueron liberados.

De acuerdo al relato de Hidalgo, aquel viernes su cuñado –que vive con ella, su marido y sus hijas en una vivienda de barrio Tiro Suizo– salió a vender ropa por la calle a las 20, como habitualmente hacía. Pero nunca regresó. Se enteraron luego, por una médica del barrio que lo reconoció, que estaba internado en el Heca. La secuencia se completó –continuó Patricia– con el relato de personas que vieron cómo la policía arrestaba a Martelón por haber orinado en la vía pública.

No obstante, se desconoce quiénes (y por qué) le propinaron tal paliza en la comisaría. Hidalgo dijo que el subcomisario les explicó que su cuñado fue “revisado por un médico de la seccional a las 2 de la madrugada, sin constatar ningún tipo de lesión de importancia, excepto un pequeño raspón sobre una ceja, y que luego, el detenido se acostó a dormir en su celda”. Sumado a ello, les indicó que, más tarde “ingresaron dos personas al penal, en estado de exaltación (por un hecho de presunta violencia familiar) que –según les relató el subcomisario– fueron quienes golpearon a la víctima”, pero ambos quedaron en libertad. Sin embargo, la mujer dijo que ningún policía de la seccional pudo dar cuenta de haber visto u oído golpes contra Martelón, en la celda.

La familia busca ahora constituirse en querellante. “Llegó al Heca prácticamente muerto”, señaló Ganón. “Queremos saber qué le pasó”, enfatizó Hidalgo.  

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo