Lo más importante

Kate Winslet firmó un contrato con una llamativa cláusula

La actriz, cuyo rostro representa a la marca Lancôme, condicionó su participación en las campañas a que no le retoquen su rostro. “Tnemos una responsabilidad con las generaciones de mujeres más jóvenes", expresó

 

0 Comentarios
0 Comentarios

Kate Winslet puso una condición a la marca Lancôme para ser su modelo: que sus fotografías no sean retocadas. Así, la actriz se suma a la lucha contra la manipulación digital porque quiere contarle la verdad sobre quién es "a las nuevas generaciones que merecen tener líderes fuertes".

De acuerdo a lo publicado por El País, la actriz, de 40 años y madre de tres hijos, ha pedido incluir en su nuevo contrato con L'Oreal una cláusula por la que los anuncios e imágenes realizados para la marca Lancôme, de la que es embajadora, deben estar desprovistos de retoques digitales.

"Solo puedo hablar por mí misma y hacer lo que considero que es importante para mí. Espero que otras personas puedan seguir el ejemplo porque creo que tenemos una responsabilidad con las generaciones de mujeres más jóvenes", expresó a la publicación E! Online.

No es la primera vez que Kate Winslet se opone públicamente al retoque fotográfico y los abusos del Photoshop en las fotografías que protagoniza para revistas y anuncios.

"Creo que las jóvenes miran las revistas y ven a mujeres que han triunfado en sus carreras profesionales, y por tanto quieren parecerse a ellas. Me encantaría contarle la verdad sobre quién soy a esa generación porque se merecen tener líderes fuertes. Todos somos responsables de educar a mujeres con personalidad, y esas cosas son importantes para mí”, manifestó.

La actriz británica, famosa por su participación en la película Titanic, ya se había manifestado a favor de la naturalidad del cuerpo según pasan los años, oponiéndose a la tiranía de un modelo de mujer que es imposible mantener. En una entrevista en 2009 a la revista Harpers Bazaar explicó cómo en más de una ocasión había pedido que se eliminara el Photoshop de sus imágenes después de ver un resultado en el que no se reconocía. “El envejecimiento no es algo malo […] Prefiero que digan 'parece mayor' a que digan 'parece retocada'”, sentenció en aquella ocasión.

En las últimas semanas, otras celebrities se han animado a denunciar el uso del Photoshop. Primero fue Inma Cuesta quien escribió un alegato en su cuenta de Instagram en contra del retoque digital. “Verte y no reconocerte, descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal. Imagino que era necesario resaltar el azul cobalto del vestido, quitar algunos pliegues del mismo y subir los niveles de luz para hacer brillar más mi piel, pero no entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme casi en la mitad de lo que soy, alisar mi piel y alargar mi cuello hasta convertirme casi en una muñeca sin expresión [...]".

Zendaya fue la siguiente en sumarse a la lucha anti-retoque a escala global. De nuevo fue Instagram el espacio elegido para publicar la foto original, tomada para la revista Modeliste, justo al lado de la retocada (donde sus caderas y piernas son más delgadas que las reales).

“Una nueva sesión de fotos ha salido hoy y me he quedado muy sorprendida al comprobar que mis caderas y torso de 19 años han sido bastante manipuladas. Éstas son el tipo de cosas que provocan que las mujeres se sientan inseguras y crean ideales irreales de belleza. Cualquiera que me conozca sabe que yo defiendo un amor honesto hacia mi misma. Por eso publico la foto real (la de la derecha) que me encanta. Gracias a Modeliste por quitar las fotos y solucionar este problema con el retoque”, escribió la que fuera chica Disney.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo