El presidente Néstor Kirchner no encabezará este año los actos por el Día de la Bandera en Rosario. Así lo confirmó ayer a La Capital el director de Comunicación Social de la Presidencia, Julio López, quien explicó que el 19 de junio el primer mandatario partirá rumbo a España, en una visita de Estado que ya se había acordado durante la última Cumbre de América Latina, el Caribe y Europa, realizada en Viena a mediados de mayo pasado. Así, ausente pero con aviso, Kirchner no ocupará el palco oficial en el desfile cívico-militar que, como todos los 20 de junio, constituye la celebración central del Día de la Bandera, y se espera aún confirmación sobre qué ministros llegarán en representación del gobierno nacional. “No es lo mismo un acto sin el presidente, pero vamos a tratar, como todos los años, de que esta sea la gran fiesta de los rosarinos con una fuerte convocatoria en el Monumento”, afirmó ayer el secretario de Gobierno municipal, Juan Carlos Zabalza. En Rosario, la ausencia de los jefes de Estado para la conmemoración del Día de la Bandera suele asumirse con un sentimiento de frustración colectiva. Sobre todo porque durante largos años los faltazos fueron muchos más que las presencias. Por ejemplo: durante la década del 90, el entonces presidente Carlos Menem sólo encabezó los actos por el Día de la Bandera en el 91, el 97 y el 98. De sus sucesores, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, ninguno llegó al Monumento y recién en 2003, a un escaso mes de asumir, Kirchner volvió a presidir el palco. Un año después faltó a la celebración aduciendo “razones climáticas” (es cierto que llovió) y el año pasado sí desembarcó en la ciudad para los festejos acompañado por al menos la mitad de su gabinete.Pero como bien reza el dicho, el que avisa no es traidor. Y este año el presidente no vendrá a Rosario con justificativo: un día antes de la celebración estará volando rumbo a España, donde permanecerá por lo menos hasta el 22 de junio para cumplir con una cargada agenda de reuniones que incluye al jefe de Gobierno de ese país, José Luis Rodríguez Zapatero.Se armó la fiesta Así y todo, la fiesta en Rosario se hará igual, con bombos y platillos. Además del desfile cívico-militar, que empezará el mismo 20 de junio a las 10 y culminará con un recital de León Gieco a las 16 en el mismo Monumento, ya está prevista otra larga serie de actividades.“No es lo mismo un acto del Día de la Bandera sin el presidente, pero vamos a tratar, como todos los años, de que esta sea la gran fiesta de los rosarinos con una fuerte convocatoria en el Monumento”, afirmó ayer Zabalza. El funcionario también sostuvo que seguramente se harán presentes en Rosario “varios ministros” de los que integran el gabinete nacional y que ya confirmaron su presencia otros tantos embajadores, así como las principales autoridades de la provincia y el municipio.De todos modos, los festejos por la Semana de la Bandera y los homenajes a Belgrano en la ciudad arrancarán bastante antes de la fecha patria.Los de corte más tradicionalista y gauchesco empezarán en el Predio Ferial del Parque Independencia el próximo viernes y se extenderán durante todo el fin de semana, el lunes (que es feriado nacional) y el propio martes (con un asueto administrativo local). Durante esos mismos días también se podrá ver la obra “Visita guiada a la vida del general Manuel Belgrano” por las calles de la ciudad y la función de gala con un recital del acordeonista Raúl Barboza será el 19, en el teatro El Círculo, desde las 21.Fuente: La Capital