Lo más importante

La estrategia de tener estrategias de marketing en las redes sociales

Gracias a que las plataformas sociales permiten el contacto entre las marcas y los usuarios, se gestan constantemente nuevos planes de venta basados en la famosa fórmula de “ensayo y error”
0 Comentarios
0 Comentarios

Ser un idóneo en redes sociales no es tarea fácil, segundo a segundo se producen nuevas reglas del juego signadas por varios focos de interés: principalmente por aquello que el medio produce como fuente, es decir, las propias reglas de cada red social, luego por lo que el cliente busca con una estrategia de marketing de este tipo, y finalmente, por la forma en la que responde la audiencia, es decir, aquellos a donde el cliente quiere llegar y que viran por las redes sociales.

Cuántos Community Manager se encuentran con grandes incógnitas sobre el manejo de Facebook y aprenden a sobrellevarlas en el mientras tanto. Un cambio en la plataforma de Zuckerberg podría derribar un plan de trabajo planteado por uno de estos agentes y por ende ganar la decepción de su cliente.

Aun cuando subyace el mensaje de que el marketing digital está ganándole una pulseada al tradicional, los expertos aseguran que en verdad ambos planteos de mercadotecnia conviven. En la actualidad, las tecnologías favorecen el contacto social y empresarial dentro de la burbuja de Internet y por ello parece que la propuesta tradicional ya cobra la misma suerte. Veremos que no es tan así.

Oscar Ugaz, gestor en marketing y negocios digitales, y consultor internacional, dijo en el sitio Gestión.pe: “La nueva burbuja del marketing digital se basa en incrementar la audiencia en plataformas sociales, trabajar una relación superficial (basta ver el “engagement rate” de Facebook de la mayoría de las marcas) y otorgarle un valor, cuando no se tiene idea de cómo extraer ese valor”.

Sumar likes, hacer interactuar a los usuarios, recibir mensajes al correo o que retwitten un video, gráfica o frase del cliente parece ser el objetivo. Para lograrlo se planean estrategias que no siempre van de la mano con lo que cada sitio puede ofrecer. Por ejemplo, Twitter era un muy buen nicho de contacto con los usuarios pero experimentó su primer estallido cuando la red del pajarito reconoció su estrategia de ecommerce. Tanto la plataforma como los clientes empezaron a generar nuevas estrategias de marketing en este micro esfera, pero hasta que esto pasó ¿de qué servía que las marcas estén twitteando cuatro o cinco veces por día frases seguidas de hashtags?

El buen marketing digital

Ansiosos por ganar likes se emplean recursos de marketing que en verdad son análisis in-situ de cómo acercar una persona o marca hacia una esfera social que convive en Internet. Los más analíticos emplean estrategias que mixturan las tradicionales reglas de la mercadotecnia y, vale decirlo, es la mejor forma de acercase hacia el objetivo.

Debido a que las herramientas y métodos de trabajo están en constante mutación la carta que utilizan los agentes de marketing lamentablemente juega con la ignorancia de sus clientes frente a estas fuentes.

Conozcamos qué aspectos del buen marketing digital mantiene reglas que provienen del tradicional proceso social y administrativo:

Palabras que engañan: Asistir a una reunión de marketing puede ser confuso cuando se utilizan términos que en definitiva no dicen nada. El cliente quiere conocer una estrategia, una planificación y un método de ejecución, no quiere saber sobre software, TI, tags, hashtags, etc., por lo que conviene seguir el ABC de la mercadotecnia y generar un plan claro y conciso, es decir, lo habitual para encarar una estrategia.

Abusar de la gran ventana: Una campaña de marketing antes debía estudiar la audiencia a la que iría dirigido el mensaje o producto. Hoy, con la utilización de Internet, muchos creen que se amplía la posibilidad de que más grupos sociales lleguen a la propuesta. Pues no, también el plan de marketing digital debe apuntar a un público específico y no sumar likes pero ninguna venta o ningún interés en concreto, como diría el dicho “Más vale pájaro en mano que cien volando”.

Internet es más barato: Es real que Internet proporciona herramientas de marketing de bajo costo, sin embargo eso no implica que no hay que realizar ninguna inversión. Muchos piensan que subiendo una página web es suficiente y en verdad, hay que darle a ese sitio en el mundo de los bytes todo lo que los usuarios pedirán. Una buena gestión de marketing analiza las necesidades de los posibles usuarios y las incorpora a las plataformas de Internet.

El engaño de Google: Algunos SEOs aseguran que el secreto del éxito en Internet es que “Google te lea” y entonces encaran campañas digitales con contenido copiado y pegado, o muy pobre, pero con el solo hecho de pegarlo en cuantos foros, blogs o redes sociales exista. En este sentido, pareciera que la vara de Google determina cuánto éxito tendrá nuestra empresa. Pues no, si de aportar contenido se trata, como en todos los casos, deberás invertir en contenido original y de buena calidad para llamarle la atención a Google.

En este artículo hemos visto en lo superficial que el marketing digital todavía echa mano del tradicional y que para tener éxito en una campaña hay que perderle los miedos a las herramientas y no dejarse llevar por los mitos de cuánto potencial ofrece Internet. Conviene siempre trabajar con personas que conozcan cada herramienta al dedillo y que no duden en realizar cuantas consultas sean necesarias. Lo que hoy se aprende, mañana hay que volver a estudiarlo, de esto se trata la regla del juego de este proceso.

Fernando Llorente
DonWeb.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo