Antes de ingresar al Congreso para escuchar el discurso de apertura de sesiones del presidente Mauricio Macri, la diputada nacional Elisa Carrió pidió a los impulsores del proyecto sobre la legalización del aborto que lo retiren “por respeto a las creencias”. La iniciativa, presentada en 2005 pero nunca tratada en el recinto, se discutiría en la Legislatura nacional en la primera mitad de este 2018.

"Les pido encarecidamente a los diputados que pidieron la sesión que tenga en cuenta que hay muchísimos argentinos cristianos, musulmanes, judíos, que están viviendo en este momento un tiempo sagrado para todas las religiones, entonces no podemos violentar para dividir", dijo Carrió en declaraciones a La Nación antes de ingresar al Congreso. "Es un momento de purificación: entonces es demasiado violento no respetar las creencias”, agregó.

Así, la legisladora aliada a Macri se desmarcó del presidente que durante su alocución se pronunció en contra de la despenalización del aborto pero a favor del debate.

Más información

Macri: "Lo peor ya pasó y ahora vienen los años donde vamos a crecer"