Lo más importante

Leucemia mieloide crónica, avances en su tratamiento

Un trabajo articulado entre el Hospital Vidal y la Universidad Nacional del Nordeste tiene como objetivo el ajuste de una técnica de Biología Molecular, necesaria para el seguimiento de pacientes con Leucemia mieloide crónica
0 Comentarios
0 Comentarios

La Leucemia mieloide crónica es un desorden mieloproliferativo crónico clonal de la célula madre hematopoyética, caracterizado por la presencia de un marcador citogenético: el cromosoma Philadelphia, traslocación específica, balanceada, no al azar de los cromosomas t (9;22), cuyo producto de fusión es el gen BCR ABL. Esta definición técnica es necesaria para identificar este gen, “BCR ABL”, una tirosina kinasa anormal que juega un papel fundamental en el desarrollo de la patología.

La leucemia mieloide crónica es un tipo de cáncer que se inicia en determinadas células de la médula ósea que son productoras de sangre. Por lo general, estas células se dividen para formar otras nuevas a mayor velocidad que el proceso normal; además este tipo celular no muere cuando debería hacerlo, sino que se acumula en la médula ósea, desplaza a las células normales y se extiende a la sangre.

Hasta hace no mucho tiempo los pacientes con esta enfermedad tenían una expectativa de vida de cuatro a seis años, pero en la actualidad, con nuevos tratamientos, pueden tener una esperanza de vida similar a la de la población general.

Los nuevos tratamientos de los pacientes con diagnóstico de Leucemia mieloide se realizan con inhibidores de la enzima “tirosina kinasa”, y la evolución adecuada del tratamiento requiere del monitoreo periódico de lo que se conoce como “traslocación Bcr/Abl en sangre periférica”.

Pero el monitoreo de “traslocación Bcr/Abl” se realiza a través de estudios de alta complejidad y alto costo, que no están disponibles en todos los centros sanitarios, ni en todas las provincias, según explicaron a Argentina Investiga la bioquímica especialista en Hematología Gabriela Erro, del Servicio de Hematología del Hospital J. R. Vidal de la ciudad de Corrientes, y el doctor Gerardo Deluca, director del Laboratorio de Aplicaciones Moleculares de la Facultad de Medicina de la UNNE. 

En ese sentido, el Hospital Vidal y el Laboratorio de Aplicaciones Moleculares, con el aval de la Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires, trabajan en un proyecto que se denomina “Calibradores”, que tiene por objetivo ajustar un procedimiento por medio de biología molecular para realizar la cuantificación del transcripto del BCR ABL.

“El objetivo del proyecto es brindar a los pacientes con Leucemia mieloide crónica de la región nordeste la cuantificación del transcripto BCR ABL por técnicas de PCR, estudios que hasta la actualidad eran derivados a centros de referencia en oncohematología de Buenos Aires” comentó la bioquímica Erro.

Explicó que los pacientes con reducción significativa de esta traslocación son los que tienen buena evolución a largo plazo, mientras que los que no presentan una adecuada reducción requieren de ajustes en su tratamiento.

Para el seguimiento de un paciente con Leucemia mieloide crónica no resulta adecuado tener que esperar resultados que se analizan en Buenos Aires, los cuales muchas veces se demoran en llegar y tienen asociado un elevado costo de transporte, además del costo del estudio en sí.

“Hoy el sistema sanitario de Corrientes y la Universidad tienen recursos humanos preparados para realizar estudios de alta complejidad, pero no está disponible el equipamiento necesario” señaló Erro.

Destacó, en ese sentido, que el proyecto entre el Hospital Vidal y la UNNE pretende validar una técnica local que posibilitaría aumentar el acceso de una mayor cantidad de pacientes a una adecuada monitorización de su enfermedad de base.

Reiteró que los pacientes con Leucemia mieloide crónica antes eran tratados con procedimientos cuya evolución no era buena, pero los inhibidores de tirosina kinasa, tratamiento dirigido al target molecular, garantizan buenos resultados siempre que se realice un adecuado seguimiento.

De corroborar la efectividad de la técnica local, se considera factible formar parte de la Red de Laboratorios con capacidad de realizar el test de “RT PCR cuantitativa para BCR ABL” en escala internacional, es decir, que un paciente que se realice este estudio en Corrientes tenga garantizado que obtendrá los mismos resultados en otros centros de referencia del país y el extranjero.

Deluca destacó la articulación del Laboratorio de Aplicaciones Moleculares de la Facultad de Medicina con el Hospital Vidal, en un objetivo en beneficio no sólo de esa institución de salud, sino que también tendrá un impacto en toda la región.

Para el Laboratorio de la UNNE implica, asimismo, un logro en sus lineamientos de trabajo de un fuerte enfoque en transferencia del conocimiento, en este caso a través del trabajo mancomunado con el Servicio de Hematología del Hospital Vidal.

Los investigadores destacaron la colaboración del doctor Emilio Lanari, médico hematólogo y actual subsecretario del ministerio de Salud Pública de la Provincia de Corrientes, quien fue uno de los promotores de esta iniciativa. También agradecieron el apoyo del doctor Omar Larroza, Decano de la Facultad de Medicina de la UNNE, quien junto al doctor Deluca coincidieron en la viabilidad de trabajar en el ajuste de técnicas de biología molecular en el área oncohematológica en el ámbito de la UNNE.

Fuente: argentinainvestiga.edu.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo