Nadó 157 días: “Había trozos de mi lengua sobre la almohada"

Ross Edgley se convirtió en la primera persona en nadar alrededor de Gran Bretaña. Tras completar el recorrido contó sobre los impactos del agua en su cuerpo

     Comentarios
     Comentarios

Un hombre se convirtió en la primera persona en recorrer Gran Bretaña a nado y tras completar la hazaña dio detalles del impacto del agua en su cuerpo. Desde ampollas hasta una inflación de la lengua, el aventurero padeció hasta inconvenientes para desplazarse debido a la gran cantidad de tiempo que pasó sumergido.

De acuerdo a lo que publicó la BBC Mundo, Ross Edgley, de 33 años de edad, fue jugador profesional de polo acuático, es modelo y amante del fitness. Su espíritu aventurero lo llevó a querer tomar más desafíos y así fue que inició el pasado 1 de junio en el pueblo costero de Margate, en el este de Inglaterra, un recorrido de 3 mil kilómetros alrededor de Gran Bretaña.

Fueron 157 días en los que pasó entre 6 y 12 horas nadando, presa de medusas y víctima de los abatares del tiempo y las mareas. El pasado domingo llegó al fin de su aventura. "Se siente surrealista", dijo tras salir del agua, teniendo problemas para caminar y mantenerse de pie.

El sol y el agua salada sometieron a su cuerpo de tal forma que con el pasar de los días fueron apareciendo ampollas y heridas que dejaban la piel en carne viva. "Imagina tener una herida abierta y frotarla con papel de lija durante 12 horas al día. Así es como se siente", explicó Edgley al periódico The Guardian sobre lo que tuvo que aguantar. "Levantarte y que las sábanas estuvieran pegadas, tener que sacarlas y volver al agua", precisó.

Incluso, vio cómo se desintegraba, literalmente, su lengua. "Me desperté una mañana y había trozos de mi lengua sobre la almohada", le dijo a la BBC resaltando su contextura tierna y lo grande que se veían las papilas gustativas.

La única forma de controlar la condición fue comiendo bananas, muchas de ellas, más de 500, dijo. Las heridas no cicatrizaban por el efecto del agua y su cuerpo iba sufriendo una transformación paulatina con el paso del tiempo. Con una dieta de más 15.000 calorías diarias, Edgley aumentó ocho kilos de peso, ganando masa muscular en su tren superior al tiempo que la perdía en sus piernas.

Durante su travesía, también se convirtió en la persona con más tiempo nadando en el mar (marca que logró en el día 74) según la Asociación Mundial de Nado en Aguas Abiertas. Su nombre también está en el Libro de los Récords Guinness al completar la escalada en cuerda equivalente a la altura del Monte Everest en solo 19 horas en abril de 2016. Eso fue dos meses después de haber completado un maratón mientras tiraba de un automóvil.

Pero no todo ha sido alegría en la carrera de Edgley al no poder completar a nado los 40 kilómetros que separan Martinica de Santa Lucía cargando un tronco de 45 kilogramos.

Sorpresivamente, Edgley aseguró en la BBC que todavía no se ha "aburrido de nadar" y que ya han surgido algunas ideas para otro desafío.

Comentarios