El gobierno nacional destacó hoy el nuevo perfil que adquirió el Mercosur tras la cumbre de presidentes que concluyó ayer en la capital cordobesa, al considerar que s irvió para "afianzar económica y políticamente" la integración entre sus países miembro.

 

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, subrayó que luego del cónclave "se ha consolidado el bloque" y se afianzó "el proceso político con ideas comunes".

 

Fernández resaltó también que con la incorporación de Venezuela como miembro pleno, el bloque concentra "cerca de 75 por ciento del PBI" de Sudamérica.

 

Con la cumbre de jefes de Estado de países asociados al Mercosur "se consolidó un bloque que definitivamente se encauza hacia la integración regional en materia económica", dijo Fernández en declaraciones a radio AM9.50.

 

El encuentro desarrollado ayer en la ciudad de Córdoba y que tuvo como invitado especial al presidente de Cuba, Fidel Castro, "ha sido muy importante" en ese sentido, aseveró Álvarez.

 

El jefe de ministros se refirió además a la carta firmada por el presidente Néstor Kirchner que el canciller Jorge Taiana entregó a su par cubano Felipe Pérez Roque, solicitando una "pronta y positiva" respuesta al reclamo argentino de permitirle a la médica Hilda Molina salir de la isla y visitar a sus familiares en el país.

 

"La negativa ya la teníamos, producto de algunas cartas que se cursaron con Kirchner meses atrás; confiemos en que este nuevo pedido formal tenga un buen resultado", consignó.

 

El titular de la comisión de representantes del Mercosur, Carlos Chacho Álvarez, resaltó como el saldo más importante de la cumbre el "fortalecimiento de instrumentos concretos para un Mercosur más productivo y social, anclado en la demanda social".

 

Para Álvarez, "el proyecto se está fortaleciendo" y "la región puede constituirse en un actor político, económico y social de magnitud en un escenario internacional complejo y difícil".

 

"Lo más importante es la reafirmación de la prioridad estratégica de la construcción de la interacción regional" afirmó Álvarez en declaraciones a las radios Del Plata y Nacional.

 

Esto, señaló, incluye "una conciencia explícita de los países con economías más fuertes respecto a los de economías menos desarrollada", especialmente con los planteos realizados para "enfrentar las asimetrías con respecto a Paraguay y Uruguay".

 

Álvarez dijo que es necesario que "el bloque funcione mejor y los países más chicos que lo integran se sientan beneficiarios del proceso de integración".

 

Al referirse a la incorporación de Venezuela, Álvarez subrayó que ese país "le da una potencia económica importantísima al Mercosur por tratarse del "sexto productor de petróleo a nivel mundial".

 

Por su parte, el senador nacional justicialista José Pampuro señaló que las reuniones que mantuvo el presidente Néstor Kirchner con sus pares de Chile, Uruguay y Bolivia fueron "las más positivas" de la Cumbre de Presidentes del Mercosur que se celebró ayer en Córdoba.

 

El legislador subrayó asimismo el trabajo realizado con "gran número de legisladores para integrar a fin de año el parlamento del Mercosur".

 

El senador justicialista destacó como "lo más importante" de la Cumbre "las reuniones bilaterales que llevó adelante Kirchner" con su par uruguayo Tabaré Vázquez, la chilena Michelle Bachelet y el boliviano Evo Morales.

 

"Esas reuniones fueron altamente positivas", señaló Pampuro, porque "más allá de todo el proceso de integración, las reuniones personales sirven para distender algunas dificultades locales".

 

En este marco, afirmó que ayer hubo "un avance" en torno a las diferencias que Argentina y Uruguay mantienen sobre la instalación de dos pasteras sobre la costa oriental del Río Uruguay.

 

Esto se debe a que "los dos presidentes decidieron seguir manteniendo una relación permanente", dijo el senador.