Aunque la Secretaria de Salud Pública de Rosario, Mónica Fein se resiste a reconocer la representatividad de quienes convocan la medida de fuerza, la Asamblea de Profesionales Autoconvocados sigue exigiendo una significativa mejora salarial y el blanqueo del personal que trabaja en negro.Piden un salario de $2.200, acorde con la canasta familiar, el pase a planta permanente de los contratados y la conformación de una comisión que se encargue de fortalecer la carrera de los profesionales de cada área, con capacitación y formación individual.El jueves pasado delegados de la Asamblea de Autoconvocados –que agrupa médicos, bioquímicos, odontólogos y fonoaudiólogos, entre otras especialidades– se reunieron con el Presidente del Concejo Municipal Miguel Zamarini y los titulares de los respectivos bloques políticos de ese organismo. Les solicitaron que medien ante la Municipalidad a fin de que la administración local reconozca su representatividad para efectuar reclamos. “Zamarini nos dijo que les presentemos el pedido por escrito –explicó la Dra. Lucía De Vincenti– y una vez que se interioricen de la situación, se reunirán y lo tratarán como cuerpo”. Eso abre un nuevo espacio de negociación, ya que, según describen los profesionales, ni el gremio AMRA que agrupa a los médicos, ni el Sindicato de Municipales se han hecho cargo del conflicto –afirmó De Vincenti–.Por su parte, la Dra. Mónica Fein reconoció que “algunas cuestiones pueden tratarse” –de hecho ya vienen realizándolo con AMRA–; “pero el básico que piden por una carga horaria de 24 horas es imposible de pagar”, sentenció la responsable de Salud Municipal.La Asamblea de Autoconvocados se reunirá mañana, a las 12:30 en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (CEMAR) para ultimar los detalles del paro de 48 horas que llevarán adelante los días miércoles y jueves de la semana en curso.