Mientras los médicos de cabecera del Pami están de paro por 48 horas y los jubilados realizan hoy concentraciones en contra del cambio de sistema prestacional, los concejales rosarinos estudian un proyecto que podría paliar, al menos en parte, las dificultades que atraviesan algunos afiliados a la obra social de los jubilados. Se trata de un proyecto que puede despertar polémica ya que, de aprobarse, podría generar la presentación de un aluvión de petitorios. El concejal Néstor Trigueros presentó un proyecto para que el municipio se haga cargo del sepelio de los afiliados sin recursos. La intención es que la familia de la persona fallecida no deba hacerse cargo de los gastos para que treinta días después le devuelva la plata el Ansés, como sucede hoy, sino que la Municipalidad abone y que después le remita la deuda directamente al Pami.“En lugar de mandar a la gente a tribunales, que vaya al municipio, que es al mismo lugar que van cuando tienen problemas económicos”, explicó Trigueros. El concejal aclaró que, su iniciativa, “de alguna manera va a obligar a que desde el municipio y las diferentes fuerzas de la ciudad nos ocupemos del tema. No podemos estar mirando para otro lado mientras esto pasa con jubilados. Es gente grande que no merece que la tratemos tan mal”.