Remiseros truchos harán una protesta: “Queremos dejar de ser ilegales”

Conductores marcharán este viernes en Oroño y Uriburu. Quieren que el municipio les otorgue un permiso al menos provisorio para trabajar manteniendo tarifas bajas. "Hay mercado para todos", sostienen y explican que ellos entran a barrios donde los taxis no llegan

     Comentarios
     Comentarios

Conductores de remises truchos convocaron a una marcha de protesta para este viernes a la tarde en reclamo de una autorización, al menos provisoria, para poder circular. La medida se lanzó tras el incremento de los controles municipales para detectar la informalidad en el sector.

Carlos, un remisero sin autorización, llamó este jueves al programa La primera de la tarde (Radio 2) para comunicar la convocatoria a la movilización que concentrará en Oroño y Uriburu y que incluirá un corte de calle.

“Será una manifestación pacífica tratando de no embromar al que está trabajando pero queremos lograr visibilidad”, sostuvo.

El remisero dijo que la marcha será porque el conjunto de conductores quiere conseguir permisos para trabajar. “Queremos dejar de ser ilegales”, sintetizó.

“Queremos que nos den una solución, una respuesta del municipio para dejar de ser truchos”, añadió el remisero.

Por otra parte, explicó que muchos de los que se manifestarán tienen intenciones de regularizar el auto pero no llegan a juntar el dinero para poder hacerlo.

“Lo que pretendemos es tener una oblea que nos permita circular porque hoy si tenés que pagar una multa de 30 lucas, al auto no lo podemos sacar más”, añadió

Además, el conductor del remís pidió que puedan incorporarse al sistema manteniendo las tarifas más bajas porque hay mercado “para todos”.

“Mercado hay, mercado sobra. Hay barrios donde los taxistas no entran y entramos nosotros”, dijo Carlos y sostuvo que la tarifa que cobran es la mitad de las vigentes para taxistas.

Finalmente, en diálogo con el periodista Sergio Roulier, Carlos aseguró que los remises ilegales son unos 10 mil entre las ciudades de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Granadero Baigorria.

Comentarios