Las bajas temperaturas y el paro de médicos municipales complica el panorama de la atención sanitaria en los efectores públicos de la ciudad.

< span style="FONT-SIZE: 10pt; COLOR: #717171; FONT-FAMILY: Arial; mso-bidi-font-family: ´Times New Roman´">

Aunque la directora del hospital de Niños Víctor J. Vilela, Karen Liljestron, manifestó en declaraciones a Radio 2 que “comparativamente con otros inviernos, el de este año la institución no tuvo los altísimos picos de demanda”, se calcula que “con la medida de fuerza de los profesionales de la salud se verá resentida la atención ambulatoria de todos los hospitales”.

Con motivo del paro de los médicos municipales y del personal no médico de la provincia se acotará la atención en los efectores públicos a guardias minimas.

Según Liljetsron “cuando los médicos están de huelga es como cualquier paro municipal”. “Y concluyó: “Trataremos de brindar la mejor atención posible en el marco del reclamo, garantizando todo lo que es guardia, atención de emergencia, internación”.

 

Mientras tanto, en el Hospital Centenario, después del caótico panorama del lunes, cuando por un quite de colaboración de la Unión del Personal Civil de la Nación (PCN) hizo que los pacientes tuvieran que esperar horas para conseguir un turno, el personal no médico para por 24 horas, lo que también resiente la atención pública.