Lo más importante

Test de Trombofilia

Existen una serie de factores congénitos o adquiridos que, cuando se presentan, pueden originar una tendencia del organismo a formar coágulos en el lecho vascular en zonas donde normalmente esto no debe ocurrir

0 Comentarios
0 Comentarios

En condiciones normales nuestro organismo cuenta con una batería de mecanismos vasculares y plasmáticos que, de un modo absolutamente equilibrado, aseguran la fluidez de la sangre y la distribución normal de la misma a todos los órganos y tejidos.

Sin embargo, existen una serie de factores congénitos o adquiridos que, cuando se presentan, pueden romper ese equilibrio originando una tendencia del organismo a formar coágulos en el lecho vascular en zonas donde normalmente esto no debe ocurrir.

Como consecuencia puede producirse una trombosis, que puede localizarse en una arteria o en una vena y cuya aparición estará generalmente asociada a situaciones especiales en la vida del paciente tales como embarazo, estrés, inmovilización prolongada, viajes largos, cirugía traumatológica, neoplasias, y tratamientos hormonales, entre otros.

Ese estado de desbalance del mecanismo de coagulación se denomina trombofilia. Es decir, la pérdida de la capacidad del organismo para mantener la fluidez de la sangre y asegurar la distribución normal a todos los tejidos y órganos.

La trombofilia también puede ser la causa de pérdidas de embarazos recurrentes o de complicaciones obstétricas tardías y debe buscarse cuando ya se han descartado otras causas más frecuentes.

En aproximadamente el 50 % de los pacientes la aparición de una trombosis, antes de los 55 años y sin otras enfermedades asociadas, puede explicarse desde el laboratorio a partir del estudio de la trombofilia. El mismo, comprende la realización e interpretación de una serie de determinaciones.

La evaluación del paciente la realiza el médico hematólogo, quien según el caso particular, puede solicitar el estudio completo o también puede dividirlo en 2 etapas: Protocolo de Primera Línea (alteraciones más frecuentes) y de Segunda Línea (cuando los estudios de 1ra. Línea son negativos y persiste la sospecha de trombofilia).

 

El estudio de Trombofilia consiste en la extracción de sangre del paciente y requiere:

- Suspender anticoagulantes orales o realizar en dos etapas y terapia con heparina.
- No investigar durante procesos inflamatorios o cuadro agudo.
- Confirmar hallazgos en al menos dos estudios.
- Estudiar al grupo familiar.
- Usar métodos funcionales para la etapa de diagnóstico.

Además, el paciente deberá en el día: 

Previo a la extracción:

Evitar en lo posible estrés y el consumo de bebidas alcohólicas, cafeína y chocolate.
No realizar esfuerzos físicos intensos ni actividad física intensa.

De la extracción:

Realizar Ayuno de 12 horas.
Concurrir al laboratorio evitando estrés, apurones, y corridas etc.
Tratar de que la extracción sea realizada antes de las 10 de la mañana.

 

Fornasiero, Laura | Hematología

Fuente: Instituto Gamma

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo