El empresario Cristobal López, uno de los dueños del Grupo Indalo, se entregó este viernes a la tarde en el edificio Centinela de la Gendarmería Nacional, según confirmaron a Telam fuentes judiciales.

La Cámara Federal de Casación Penal ordenó más temprano volver a detener a los dueños del grupo Indalo,  López y Fabián De Sousa, en el marco de la causa en la que se los investiga por no haberle rendido a la Afip 8 mil millones de pesos recaudados con el impuesto a la transferencia de combustibles.

Los empresarios habían sido liberados el pasado 16 de marzo, por decisión de la Sala I del Tribunal de Apelaciones de Buenos Aires. Habían estado en el penal de Ezeiza desde diciembre de 2017.

La decisión fue tomada en la causa que investiga la evasión de al menos 8 mil millones de pesos del pago al fisco de lo recaudado por la empresa Oil Combustibles, en calidad de agente de retención del impuesto a la transferencia de los combustibles.

Según la acusación, ese dinero fue utilizado, en cambio, para capitalizar a otras empresas del grupo empresario que lideraba López.

López y De Sousa están detenidos desde fines de diciembre del año pasado, cuando el juez Julián Ercolini entendió que el intento de venta del Grupo Indalo al fondo de Inversión OP investments era un intento de eludir el accionar de la Justicia.

El delito de "apropiación indebida de tributos" tiene una pena de dos a seis años de prisión para los autores (contribuyentes) y se agravaría en el caso de Echegaray por haber favorecido la comisión del delito desde su posición de funcionario público.

Más información

Víctor Hugo Morales volvió a C5N por la orden de detención contra los dueños