La pelea entre la Municipalidad y la provincia por el reparto de los fondos públicos tuvo un nuevo capítulo con una declaración del ministro de Hacienda del gobierno de Jorge Obeid, Walter Agosto, quien dijo que antes de debatir un nuevo criterio para la distribución de la coparticipación su cartera necesita saber cómo gasta el dinero que se envía cada Intendencia, cómo se componen las plantas de personas y por qué no se informa en tiempo y en forma al Ejecutivo, como corresponde, sobre estas cuestiones. El palo es para la administración de Miguel Lifschitz, a la que desde hace rato se cuestiona desde la provincia, precisamente, por no brindar estas informaciones.Agosto salió hablar del tema a partir de un proyecto que la oposición presentó, a través del radical Carlos Fascendini, en el Senado provincial para que la provincia coparticipe a los municipios la totalidad de lo que percibe por ingresos brutos.El ministro replicó que la administración Obeid, a través de distintas medidas, duplicó el envío de fondos a los municipios con respecto a lo que percibían tres años atrás. Y volvió contra las comunas que, a su entender, no clarifican el manejo de sus cuentas.