Un robo de cables de electricidad en el barrio Roque Sáenz Peña, en la zona sur, dejó este miércoles sin luz a una escuela y un club de la zona. El acciona r de los ladrones posterior al robo indignó más aún a las autoridades del club Oriental, una de las entidades afectadas, en cuyos terrenos los delincuentes quemaron los mismos cables que fueron cortados, con la intención de para rescatar el cobre de su interior para venderlo.

 

Además del club, la escuela Nº 128 Congreso de Tucumán, de Buenos Aires al 6000, también debió padecer las consecuencias del accionar de los malvivientes. El corte, además de privar al colegio de luz, hizo que se deban desechar los alimentos que se conservaban en frío para el comedor escolar.

 

"Esto es tierra de nadie y nadie nos apoya. Todos sabemos quiénes fueron y la policía también sabe", dijeron los vecinos ante las cámaras de Canal 3, sobre los autores de este acto de maldad.