Lo más importante

Vecinos de Cullen y Uriarte cortaron la calle para pedir justicia

Habitantes de la denominada Zona Cero reclaman que se esclarezca el incidente de tránsito en el que un colectivo de la línea 153 causó la muerte a un niño de 8 años. También exigen al municipio obras y mejoras como semáforos, lomos de burro y carteles

0 Comentarios
0 Comentarios

Tres días después de la muerte del niño de 8 años que había sido embestido por el interno 267 de la línea 153 bandera negra, el domingo último, sus familiares y vecinos cortaron la calle para reclamar que se esclarezca el hecho y demandar una serie de obras que mejorarían el ordenamiento del tránsito y la calidad de vida en la zona.

El corte se produjo este viernes, en la intersección de Cullen y Uriarte, en la denominada Zona Cero, donde fue atropellado el niño que sobrevivió dos días en terapia intensiva, y falleció a causa de la gravedad de las lesiones recibidas.

Sus familiares exigen que se condene al autor del hecho y los vecinos piden que se ejecuten las obras que el barrio necesita: lomos de burro, semáforos y carteles que indiquen el sentido de circulación en las calles.

También piden estar incluídos en la prestación del servicio de agua potable con el que hoy no cuentan, y denuncian que ni la intendenta Mónica Fein ni el gobernador electo Miguel Lifschitz –que estuvieron en el barrio para inaugurar una escuela– se acercaron a dialogar con la familia del chiquito fallecido trágicamente, y contenerla en su dolor.

 

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo