Lo más importante

Violencia de género: en Rosario creció el uso del botón de pánico

Desde la implementación del dispositivo que ayuda a garantizar la seguridad de las mujeres y sus hijas e hijos, la demanda fue en aumento, acorde al incremento de las denuncias por esta causa. Un problema a resolver es la deficiente señal de telefonía celular en algunos sectores de la ciudad, con la que funcionan los aparatos

0 Comentarios
0 Comentarios

En mayo de 2013, la Municipalidad de Rosario y el gobierno provincial presentaron en la ciudad, los primeros dispositivos GPS con botón de pánico para implementar en casos de violencia familiar y/o de género, con el fin de garantizar la seguridad de mujeres y sus hijas e hijos, víctimas de esta problemática. El sistema comenzó a funcionar en marzo de 2014 y desde entonces, su uso se incrementó, acorde al aumento de las denuncias. El miércoles 3 de junio, ciudadanos de todo el país dijeron “basta” a la violencia hacia las mujeres, bajo la consigna #NiunamenosRosario dijo presente.

El proyecto para crear el Registro Dama (Dispositivo de Alerta para Mujeres Agredidas) había sido presentado en marzo de 2012 por el concejal radical Jorge Boasso, y tras su aprobación por parte del Concejo Municipal, catorce meses más tarde, comenzó a usarse como una herramienta de emergencia en determinados casos de violencia hacia las mujeres.

El dispositivo GPS con botón de pánico (Municipalidad de Rosario)
 

“El botón antipánico sirve cuando la medida de no acercamiento a la vivienda familiar no es cumplida por parte del agresor. En esos casos es muy útil para resolver en la inmediatez”, dijo en diálogo con Rosario3.com, Silvina Boschetti, subsecretaria de Innovacion en Gestión Social, del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, dependencia que provee los dispositivos, a demanda de municipios y comunas, y también del Poder Judicial que los solicite.

“Desde la Municipalidad de Santa Fe –que comenzó a implementarlos en 2013– se entregaron hasta junio de 2015, 180 dispositivos, con una tendencia creciente de demanda, acorde a una mayor apertura a realizar denuncias por parte de las víctimas”, señaló la funcionaria.

En Rosario, aunque la implementación del sistema en la práctica comenzó recién en los primeros meses de 2014, se observa la misma tendencia, según los datos suministrados por la titular del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), Andrea Travaini: “A través de la Municipalidad se entregaron 23 dispositivos durante 2014 y 25 en los primeros cinco meses de 2015”, precisó la funcionaria local y aclaró que esta cifra refiere exclusivamente, a los aparatos que gestionó la Municipalidad, ya que la Fiscalía especializada en Violencia de Género también está facultada para solicitarlos, cuando un caso de violencia de género llega directamente a ese ámbito.

“El dispositivo resulta sumamente útil y su utilización es sencilla. Las mujeres que lo reciben son asesoradas para que sepan cómo manejarlo y deben recordar tenerlo siempre con ellas y cargado. La única dificultad que se presenta en algunas situaciones es la deficiente señal de telefonía celular que se registra en algunos puntos de la ciudad, ya que es el requisito para que los aparatos funcionen”, explicó Travaini.

“En los primeros meses de 2015, también se entregaron dispositivos GPS con botón de pánico en otros lugares de la provincia: dos en Villa Gobernador Gálvez y cinco en Santo Tomé”, agregó Boschetti.

Según explican desde el Ministerio de Desarrollo Social, la idea es que la mujer utilice esta herramienta el tiempo que sea necesario, aunque se aspira a que no lo precise de por vida. “Para esto –explican– se realiza una evaluación y seguimiento constantes y se les pide a las mujeres que lo reciben, que cuando crean que no lo necesitan más, lo devuelvan, a fin de que sea utilizado por otras personas.

Detalles del mecanismo

La puesta en marcha de este mecanismo móvil de pequeñas dimensiones que cuenta con Sistema de Posicionamiento Global (GPS) permite el envío regular de coordenadas para georreferencia. Al presionar el botón de pánico que posee, envía el alerta directamente al Centro de Atención de Emergencias 911, indicando los datos asociados al dispositivo, la localización y activando la apertura de un micrófono para que el centro de control pueda escuchar sonido ambiente.

De esta forma, al ser oprimido por al menos dos segundos, el botón de pánico (SOS), mediante las redes GSM o GPRS (tecnología en conectividad y transferencia de datos), se conecta con la Central 911 y automáticamente permite al operador del sistema visualizar una carta con los datos previamente asociados al instrumento y la posición geográfica donde se encuentra al momento de ser activado.

El equipo, cuyo costo de mantenimiento es de 45 dólares mensuales, no requiere de ningún tipo de instalación adicional ni capacitación específica para su uso. Cuenta con indicadores de carga de baterías, y de señal de red para que la persona que lo utilice pueda, por sí misma, controlar su funcionamiento.

Asimismo, el software utilizado en el Centro de Monitoreo permite el seguimiento de los dispositivos y el análisis histórico de los eventos registrados en cada aparato.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo