El alerta meteorológica ya no rige para la zona aunque persiste un aviso a corto plazo por “abundantes precipitaciones” en toda a provincia.

Mientras tanto, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indica para Rosario la presencia de nubes y la probabilidad de lluvias y algunos chaparrones. El viento, desde el este.

La ciudad sigue gris y húmeda. Corre una brisa pegajosa y abundan los mosquitos. El termómetro podría trepar, como máximo, a los 22 grados.

Más información

Rige un alerta por "lluvias y tormentas" para la región

El municipio está “muy atento” al drenaje de los canales