Lo más importante

"Clarín. La era Magnetto": entre la expansión y "una guerra imaginaria"

El libro revela la segunda parte de la investigación que el periodista e historiador Martín Sivak desarrolló sobre el Grupo Clarín y que, en este caso, tiene como protagonista a su CEO. El autor presenta el libro este martes en la Facultad Libre. Antes, habló con Radiópolis (Radio 2). La entrevista
     Comentarios
     Comentarios

En Clarín. La era Magnetto (Planeta), el periodista y doctor en Historia Martín Sivak presenta la segunda parte de su monumental investigación ligada a la gestación, desarrollo y expansión del citado diario

A diferencia de Clarín. Una historia (Planeta), que estuvo mayormente centrado en el análisis de documentos, este título presenta testimonios de presidentes, jefes de Redacción, empresarios y del mismísimo Horacio Magnetto, para reconstruir el modo en que el medio se convirtió en una de las empresas más importantes de Latinoamérica y cuál fue el papel del CEO del Grupo Clarín en ese proceso.

El también sociólogo presentará Clarín. La era Magnetto, este martes a las 19, en la Facultad Libre, 9 de julio 1122, con entrada libre y gratuita. Del encuentro participará el periodista Pablo Feldman.

Antes de la presentación, Sivak dialogó con Roberto Caferra en Radiópolis (Radio 2).

Clarín tuvo tres etapas marcadas. La primera fue de Roberto Noble, que sacó el diario en agosto del ’45 como catapulta para volver a la política. Muerto Noble, en el año 1969, comienza la segunda etapa, la desarrollista, bajo la conducción de Rogelio Frigerio, Clarín se propone darle visibilidad  al MID (Movimiento de Integración y Desarrollo) que es el partido de (Arturo) Frondizi y Frigerio. Y la tercera etapa es la era Magnetto, desde el año ’82. Magneto, que había entrado al diario como militante frigerista, despide a sus viejos compañero e inicia la fase de expansión”, puntualizó Sivak en el comienzo de la entrevista.

Luego, enumeró los movimientos que marcaron esa expansión: en los ’80, “la radio y la cultura de televisión”; en la década siguiente, “el cable”;  y en el 2000, “tras salvarse de una quiebra, el Grupo empieza una nueva fase cuyo principal objetivo era el triple play, un proyecctoque queda trunco a partir del conflicto con el kirchnerismo”.

Según explico el autor, el libro se centra en esta etapa y en las complejas relaciones que trabó Clarín con el devenir político argetino: “La forma en que se expande, cómo negocia, cómo presiona, cómo fija agenda; y quién es Magnetto, cómo pasa de ser un contador, de 27 años, a uno de los hombres más importantes del país”.

Para verificar datos y entender sus decisiones empresariales, Sivak explicó que durante la investigación –que llevó siete años y sólo en este volumen acusa casi 500 páginas–, se entrevistó con distintos interlocutores. Entre tales encuentros, hubo dos con Magnetto, el primero de cinco y el segundo de unas tres horas.

En el libro también revela las impresiones del escritor en esas charlas. Sin embargo, explicó que el espíritu de la investigación no pasa por juzgar sino por “entender.”

“Me llamó la atención esa preocupación que tiene de que Clarín sea visto como una empresa que está negociando todo el tiempo con los gobiernos de turno. Él dice que eso no es así”, expresó el autor al señalar que el citado empresario de medios “está preparando su legado”.

Este es otro de los puntos clave de la investigación de Sivak y que aparece en la entrevista con el conductor de Radiópolis: cómo los cruces con el kirchnerismo dañaron tanto a credibilidad del diario como el anonimato de Magnetto, algo que este graduado en Ciencias Económicas en la Universidad de La Plata “valoraba mucho”.

Para Magnetto, –según el investigador– el que “buscó la guerra imaginaria fue el Gobierno y ellos solamente resistieron.”

Al ser consultado sobre si este presente conflictivo puede cambiar en algo en el futuro, sobre todo si se piensa en los próximos comicios presidencias, Sivak señaló que él no ve ningún atisbo de “rectificación”

“Sí, la empresa ve que a partir del 10 de diciembre, el conflicto del día a día, tal como se vive ahora, termina. Es más, ninguno de los tres principales candidatos –Sergio Massa, Mauricio Macri y Daniel Scioli– mencionan a Clarín en sus campañas”, abundó Sivak.

Ante la pregunta de si Magnetto es víctima o victimario, el autor advirtió que “no le atribuiría ninguna de las dos”: “Es un empresario de medios muy poderoso que ha conseguido la mayor expansión en la historia moderna de un medio de comunicación en Argentina y América Latina. Obviamente que la responsabilidad de Magnetto en la compra de Papel Prensa es objetable política y moralmente. Hasta el momento, la Justicia no ha podido determinar que haya habido un delito de lesa humanidad como intentó demostrar el Gobierno. Esto no le resta su responsabilidad. Las explicaciones que ha dado son muy endebles, Y es uno de los temas que trato en el libro (…) Tiene responsabilidad en las omisiones durante la última Dictadura. Ahora, de eso a convertirlo en victimario, me parece muy fuerte”.

 

Cargando audio...

()

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Te puede interesar

Segui Leyendo