Bauza dijo que Central llega "10 puntos" y criticó al árbitro Diego Abal

El entrenador canalla aún no definió el once inicial para el próximo domingo ante Newell's. Afirmó que Herrera no será titular, que Barrera se lesionó y que Parot será probado este sábado para ver si llega. Además, se refirió al árbitro designado para el choque

     Comentarios
     Comentarios

El entrenador de Rosario Central, Edgardo Bauza, manifestó que el equipo llega "diez puntos" al clásico del próximo domingo en el Coloso Marcelo Bielsa. Aseguró que Germán Herrera no será titular, que Jarlan Barrera se lesiónó y que Alfonso Parot será probado este sábado para ver si llega al partido. Consideró que Newell's es "peligroso de mitad de cancha para adelante" y dijo que el árbitro Diego Abal no es "de jerarquía".

En conferencia de prensa, el Patón comentó que aún no tiene definido el once inicial para el choque del próximo domingo a las 17.10. No obstante, afirmó que el delantero que acompañará a Zampedri será Claudio Riaño y que el colombiano Jarlan Barrera se lesionó y no estará a disposición. La gran duda pasa por saber si el chileno Alfonso Parot podrá jugar, ya que arrastra una molestia.

"Herrera está concentrado, pero no va a jugar de arranque. Si va, va al banco", subrayó el DT.

 

El periodista de Radio 2 Javier Cigno le consultó si pensaba que el equipo llegaba "diezmado", ya que tenía varias bajas (Ortigoza, Becker, Aguirre, Barrera y Parot en duda), a lo que Bauza contestó: "Llegamos diez puntos".

Por otra parte, el entrenador apuntó contra el árbitro asignado para el clásico rosarino: "Pensé que iban a designar un árbitro de mayor jerarquía. Pero ojalá Abal tenga un buen partido".

Sobre el partido, dijo que "es una pena" no tenerlo a Néstor Ortigoza y añadió que Fabián Rinaudo y Leonardo Gil "van a tener un trabajo arduo" en la mitad de la cancha. "La tenencia de pelota tiene que ser importante para atacarlos y lastimarlos. Ya saben cómo son los clásicos y en la forma en que se vive en la calle y por eso la obligación es de los dos, de jugar bien y ganar el partido, después hay que ver qué pasa", comentó.

"Veo dos equipos parejos, no veo grandes diferencias. Cada uno a su manera va a tratar de buscar el partido. Ellos son peligrosos de mitad de cancha hacia adelante y nosotros trataremos de ordenarnos bien y atacarlos", indicó.

Por último, el entrenador manifestó que el clásico "no deja de ser un partido de fútbol, más allá de todo lo que pasa al rededor y todo lo que se vive". "El jugador siente el comentario del periodismo, de la gente, de los amigos y trato de bajar todo eso y reducirlo aun partido de fútbol, que es lo que es", finalizó.

Comentarios