El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario, Horacio Boix, desplazado de su cargo tras una denuncia por malversación de fondos, rompió el silencio este viernes. Lo hizo al despegarse de la acusación volcada en su contra por el secretario adjunto, Horacio Gianotti, quien sugirió que él estuvo detrás de la amenaza que recibió su familia este jueves. Además, prometió intentar retomar su puesto.

Boix habló en Telenoche (El Tres) y negó que haya existido una malversación de fondos durante su gestión pero reconoció: "Puede haber algún desfasaje". Mencionó "gastos menores que no se pueden justificar".

Por otro lado, confirmó que cuando termine la suspensión formal intentará regresar a su cargo de secretario de los peones de taxi. "Por supuesto que voy a volver. Me quiero ir por la puerta grande", dijo.

Más temprano, el dirigente sindical hizo declaraciones a Radio 2, a través de un mensaje de voz que fue enviado a la producción del programa A Diario. Si bien se negó a ser entrevistado en vivo, dio su consentimiento para que pueda ser reproducido al aire su comentario. 

Sobre la amenaza que recibió la familia de Gianotti, dijo: "No son mis códigos, no son mis reglas de juego. Me considero bastante hombrecito para esconderme en las sombras. Si yo le tengo que decir algo a cualquiera se lo digo en la cara; si tengo que cagar a trompadas a cualquiera lo voy a cagar a trompadas de frente manteca, sin esconderme ni protegerme de nadie".

"Me considero bastante hombre y machito para bancármela y aguantármela; sin tener que amenazar, sin tener que poner en riesgo o amenazar a la familia que no tiene nada que ver", agregó el secretario general de Peones de Taxis.

Por último, habló sobre la comisión directiva del Sindicato de Peones: "Entre ellos y yo, hay un abismo; un abismo de hombre, de códigos, de capacidad, de inteligencia y honestidad".

Más información

Horacio Boix: “Soy bastante hombrecito para esconderme en las sombras”

|Por Radio2