Fernando Ortega Zabala es un periodista argentino que está cubriendo para distintos medios el conflicto que desató el golpe de Estado en Bolivia. Este martes logró, junto a un cronista mexicano, cruzar el cerco militar que se establció en la localidad de Senkata, muy cerca de El Alto, uno de los sitios de mayor resistencia al golpe y de apoyo a Evo Morales, que por ende es el lugar de la más fuerte represión militar y policial. “Lo que yo vi y nadie me contó, fue una verdadera masacre”, aseguró Ortega Zabala. Y describió, todavía conmocionado, que “los militares están sacados, tiraban a lo que se movía”.

En la red social Twitter, el periodista argentinos lanzaba ayer pedidos desesperados ante los rumores de que policías de civil y militares infiltrados los estaban buscando porque, junto a su colega mexicano, eran las únicas dos personas que estaban informando sobre lo que estaba sucediendo.

En diálogo con el programa A Diario (Radio 2), el cronista precisó que se encontraba “en la localidad de Senkata, en el barrio 25 de Julio, a unos 3 kilómetros de El Alto, una zona bastante complicada”.

“Es una zona militarizada; con un colega mexicano logramos cruzar ese cerco militar casi de suerte y quedamos adentro”, ratificó. Y luego comentó que “lo que vivimos ahí adentro fue una verdadera masacre; una masacre que nadie estaba informando salvo nosotros”.

Ortega Zabala comentó que “un grupo de enfermeros y de vecinos nos dijeron que, como se enteraron de que estábamos contando lo que pasaba, policías de civil y militares infiltrados nos estaban buscando”. Y añadió: “Nos ocultaron en un lugar donde pasamos la noche; nos tiraron unos colchones en el piso y pasamos la noche ahí”.

“Yo te puedo decir lo que vi con mis ojos, más allá de las listas oficiales. Ayer hubo diez muertos, cuatro de los cuales se murieron delante mio”, relató el periodista, que junto al fotógrafo que lo acompaña registró imágenes que ya fueron emitidas por los canales América 24 y C5N.

“Hoy me confirman otro muerto; las cifras hablan de 15 muertos en total por la represión aquí”, continuó. “Hoy pudimos cruzar a otro barrio, que se llama Senkata 79, donde en un pequeño hospital confirmaron 2 muertos y decenas de heridos”, confió después.

Cuando la comunicación telefónica se empezaba a perder, y luego de explicar que debía interrumpir el contacto porque los militares volvían a avanzar. Ortega Zabala alcanzó a decir que vio “dos helicópteros, tanquetas, tiraban gases”. Y cerró: “Los militares estaban sacados, tiraban a todo lo que se movía”.

Más información

Sigue la violencia en Bolivia: al menos un muerto tras represión de policías y militares

La ruta de los estallidos: ex jugador de Rosario Central fue de Chile a Bolivia y cuenta la experiencia

Evo Morales: "Tengo mucho miedo a una guerra civil en Bolivia"

Elevan a nueve los muertos en Cochabamba por la represión