7 de cada 10 mujeres hablan sin complejos sobre su menopausia

Cambian los paradigmas de la medicina y la menopausia, esa etapa tan controvertida en la vida de la mujer, ya no se relaciona con la declinación física sino con un "reverdecer", de acuerdo a un estudio científico
     Comentarios
     Comentarios

Así lo determinó el Centro de Estudios de Investigaciones Sociales Italiano (CENSIS), que elaboró un reporte sobre mujeres de entre 45 y 65 años que bien puede aplicarse a otros países, en pleno siglo XXI.

Se trata de "Recomenzar a los 50 años, libro blanco sobre la menopausia", según el cual el 78% de las 1.028 mujeres consultadas afirmó no tener "ningún problema" de hablar del climaterio.

El 8,6% explicó que enfrenta el tema solo con otras mujeres en la misma situación; el 7% solo con sus amigas y el 1,3% lo discute únicamente con su pareja. Un 5,1% de las entrevistadas admitió que no habla con nadie del tema porque resulta "incómodo".

"Los tiempos cambiaron; hoy, una mujer de 50 años está en plena batalla: la edad de la procreación se pospuso, a menudo tiene hijos pequeños o adolescentes, mientras que se ha convertido en cuidadora de sus padres y la jubilación está para ella todavía muy lejos", sostuvo Concetta Maria Vaccaro, responsable de Bienestar y Salud del Censis, que dirigió la investigación.

Hace una generación, en el imaginario tradicional, la menopausia coincidía con la declinación física de la mujer, de su experiencia sexual y la neta reducción de su vida de relación.

En la actualidad a nadie se le ocurriría que una mujer de 50 años, que llegó al fin de su período fértil, haya ingresado de hecho en la vejez.

Además, si para las madres de estas mujeres la menopausia era una cuestión tabú, ahora sus hijas hablan de ello muy libremente: consideran el fin del ciclo reproductivo como una fase más de la vida.

Pero, se sabe, los prejuicios todavía se resisten a desaparecer. Incluso entre los médicos que no siempre brindan a las mujeres información y consejos adecuados.

En particular, el punto "doloroso" parece ser la terapia de reemplazo hormonal, que disminuye síntomas como calores repentinos, insomnio y sequedad vaginal.

Según datos del Censis, poco más de la mitad de las mujeres entrevistadas (51,9%), solo el 7,6%, utiliza esa terapia al llegar a la menopausia. Pero el dato más relevante es que solo el 16,8% de los médicos la aconseja.

El presidente de la Asociación Italiana de Ginecología, Giovanni Scambia, estigmatizó el comportamiento de sus colegas y recordó que existen muchos estudios científicos internacionales que demuestran que la terapia hormonal sustitutiva no solo no presenta riesgos para las mujeres sino que mejora su salud y su calidad de vida.

"Los accesos de calor en la menopausia no son síntomas para desestimar, sino campanillas de alarma para enfermedades vasculares u otras patologías que podrían surgir a causa de la disminución de producción hormonal", señaló Stefano Lello, Secretario de la Asociación Italiana de Ginecología de la Tercera Edad.

Subrayó que "los ginecólogos deben informar a las mujeres de los efectos positivos de la terapia sustitutiva y prescribirla cuando no haya problemas de salud que lo impidan".

Fuente: docsalud.com

Comentarios