Alimentos afrodisíacos… ¿Mito o realidad?

En el día en que muchos festejan San Valentín, te recomendamos que leas esta nota
     Comentarios
     Comentarios

Investigaciones serias han encontrado dos características importantes de los alimentos: su contenido en colesterol -el cual es un precursor de la testosterona y de otras hormonas sexuales-, y algunos que son fuente de la Dopamina, que es un neurotransmisor del sistema nervioso central que participa en la emotividad y afectividad, regula la conducta sexual, y se sintetiza a partir de las proteínas de origen animal, junto con vitaminas como son las vitaminas E y B.

El alimento afrodisiaco debe elevar la dopamina en el sistema nervioso central y tener una producción adecuada hormonal.

Pero, según pública el portal sportlife, no hay evidencia científica que demuestre que un solo alimento pueda mejorar nuestra vida sexual. Se ha concluido que el aumento del apetito sexual pudiera ser resultado de la sugestión, más que por el consumo de algunos alimentos que mejoren el rendimiento sexual.

Lo que sí está comprobado es que consumir alimentos que constituyan una dieta balanceada, mejora la circulación, y algunos nutrientes son esenciales para ello, a la par que es muy importante realizar ejercicio físico por lo menos cuatro veces a la semana.

Recomendaciones para mejorar tu vida de pareja

Un buen afrodisiaco es el estímulo visual, por lo cual debemos cuidar nuestra imagen. La mejor manera de lograrlo es haciendo ejercicio aeróbico y de fuerza y siguiendo una alimentación adecuada para mantener tu grasa y masa muscular ideal.

Hay algunos alimentos que contienen nutrientes que participan en el proceso del deseo sexual, como son los ácidos grasos poliinsaturados, mono insaturados (colesterol bueno), vitamina E, vitamina B y zinc, así como las proteínas, por su interacción con la dopamina.

La dieta debe ser rica en alimentos antioxidantes, que son sustancias químicas que ayudan a detener o limitar el daño causado por radicales libres a las células. Los radicales libres son las amenazas que reciben todos los días las células -por el estrés y el medio ambiente- y provocan envejecimiento prematuro y daño a los organos de nuestro cuerpo. Los antioxidantes son vitaminas como la vitamina E y la vitamina C: en estos grupos entran los aceites de origen vegetal, el aguacate y  semillas como las nueces y las almendras, al igual que alimentos cítricos como naranjas, toronjas, piña.

Es recomendado que incluyas alguno de ellos en cada tiempo de comida.

Integrá a tu dieta alimentos ricos en proteínas de alto valor biológico, tales como pescado, pollo, res. Estos son, a su vez, fuente de vitamina B.

El mito de que los mariscos son afrodisiacos se debe en parte por su alto contenido de zinc y colesterol, aunque éstos son altos en colesterol malo. Sería mejor integrar estos dos nutrientes por medio de colesterol bueno, que se encuentra en los aceites vegetales, e integrar el zinc a la dieta por medio de alimentos de origen animal y vegetales como algas, hongos y cereales integrales.

Comentarios