El abogado y ex jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra renunció este lunes a la defensa de Cristina Fernández de Kirchner, en la causa en la que se la acusa de encubrimiento del atentado a la Amia, a una semana de haber asumido.

Según explicó en un escrito que publicó en redes sociales, el ex jefe de Gobierno tomó esta decisión a raíz de una "operación mediática y política para golpear a Cristina utilizando la tragedia de Cromañón".

Y denunció que amenazaron a sus hijos menores e "irrupciones" en su domicilio "en varias oportunidades" como "fechas de cumpleaños y días del padre".

"He pasado agresiones a mi persona y por daños a mi domicilio en reiteradas ocasiones. Todo ello sin perjuicio de las veces que intervinieron en actividades políticas y actos de campaña, algunas en forma violenta", expresó Ibarra.

"Todo esto a pesar de haber sido sobreseído por la Justicia de forma unánime por todos los jueces intervinientes en tres instancias", indicó.

"Quiero expresar públicamente el orgullo de haber recibido la confianza de CFK para defenderla de esta persecución que ofende los valores democráticos de nuestra sociedad", concluyó el ex jefe de Gobierno porteño.

La carta completa:

Más información

Cristina, a juicio oral por la denuncia de Nisman