Lo más importante

Aseguran que el aceite de uva ayuda a reducir la obesidad

Las semillas de la uva muscadina son las que evitan la formación y extensión del tejido adiposo, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Florida, Estados Unidos
0 Comentarios
0 Comentarios

La obesidad es un problema con el que todos debemos tener cuidado. Se ve fomentado por estilos de vida poco saludables, el sedentarismo y una alimentación de muy baja calidad. En su elaboración se eliminan nutrientes para añadir conservantes u otros químicos para alargar la vida de los productos.

Día a día nos encontramos no solo con adultos obesos, sino también con niños diagnosticados ya con obesidad y problemas de salud como la diabetes o el colesterol.

Si bien es cierto que todos deberían tomar conciencia de la importancia de alimentarse de modo correcto y ser un poco más activos físicamente, cabe señalar que se producen descubrimientos que pueden ayudar a prevenir este problema.

El aceite de uva muscadina reduce la formación de células de grasa

El estudio fue llevado a cabo en la Universidad de Florida (Estados Unidos) y las conclusiones a las que se llegaron fueron las siguientes:

1. El aceite de uva muscadina reduce la formación de la grasa: esta variedad de uva es muy rica en vitamina E, pero en un tipo muy especial que los científicos conocen como tocotrienol.

Lo que hace el tocotrienol es regular la formación de células nuevas de grasa. Es decir, si se padece sobrepeso no va a hacer que se “adelgace”, lo que conseguirá es que no  se almacene grasa nueva.

2. Es la fuente natural más rica en ácidos grasos no saturados

Los científicos descubrieron que el contenido de ácidos grasos saludables de las las semillas de la uva muscadina es de casi un 90 %. ¿Qué significa esto? Que cuida el corazón, aporta energía, disminuye la hipertensión y, además, ayuda a sintetizar otras muchas vitaminas, como la vitamina K, o la vitamina D.

3. Un modo efectivo de reducir el colesterol malo o LDL

Hasta no hace mucho se pensaba que el tocotrienol, es decir, este tipo de Vitamina E tan rica en ácidos grasos insaturados, solo estaba presente en el salvado de avena, arroz y cebada, o incluso en el aceite de palma. Ahora, se dispone de otra fuente natural rica en tocotrienol muy adecuada para evitar la formación y extensión del tejido adiposo.

Otro de los beneficios más detacables de las semillas de uva muscadina es que es muy eficaz para reducir el colesterol malo LDL, y evitar así que las placas de grasa se adhieran a nuestras arterias.

Fuente: mejorconsalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo