Lo más importante

“Cincuenta sombras triunfó por el analfabetismo sexual”

Sobre un mueble de su consultorio, el sexólogo –y hombre de teatro– Carlos Soto Payva, tiene algunos de sus libros. Las obras completas de Borges conviven, por ejemplo con el informe Kinsey. Si de encender la pareja o la imaginación propia se trata, desaconsejó la trilogía de E. L. James

     Comentarios
     Comentarios

clubdelectura@rosario3.com

Mediodía de mucho calor. El ruido del tránsito del microcentro se colaba en el consultorio de Carlos Soto Payva, médico sexólogo pero fundamentalmente “hombre de teatro”, como se define él mismo. Allí guarda algunos de sus libros, esos que, debido a su profesión, son de consulta permanente, como “Psicopatología de la vida cotidiana” de Sigmund Freud; pero también otros títulos menos técnicos. 

Asegura que quienes pasan por las puertas de su consultorio muchas veces se van con un volumen bajo el brazo, “para leer y pensar hasta el próximo encuentro”.

Lector ávido, al momento de la entrevista terminaba de escribir su ópera prima que sueña con llevar a las tablas. Pero no solo le gusta la dramaturgia, le apasionan los cuentos; sobre todo de ciencia ficción y terror. Howard Phillips Lovecraft y Edgar Allan Poe están entre sus favoritos del género. Jorge Luis Borges es otro autor imprescindible.

Como profesional de la sexología desaconcejó la lectura de “Cincuenta sombras de Grey”, la trilogía de E. L. James, que cuenta las andanzas en la cama de una joven estudiante y un empresario millonario. “Cincuenta sombras no aporta nada; triunfó por lo que en la jerga llamamos el 'analfabetismo sexual', el desconocimiento total de la sexualidad humana”, advierte.

Si de encender la pareja o la imaginación propia se trata, recomendó otros títulos. “Pornografía bien escrita”, enfatiza. ¿Qué sugirió para el Club de Lectura?

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Te puede interesar

Segui Leyendo