Cómo quedó la reforma tributaria que llegó al Congreso

El gobierno nacional envió el proyecto que espera aprobar antes de fin de año en sesiones extraordinarias. La iniciativa incluye el impuesto a gaseosas azucaradas, bebidas alcohólicas,  tabaco y a usuarios de Netflix, Spotify y Tinder, entre otros
     Comentarios
     Comentarios

El gobierno presentó este lunes en la Cámara de Diputados el proyecto de reforma tributaria que espera aprobar antes de fin de año en sesiones extraordinarias.

La iniciativa tiene 220 páginas con 12 capítulos. Se confirma el impuesto a las gaseosas azucaradas, cambios en IVA, seguridad social y otros impuestos. Además incluye modificaciones al régimen penal tributario. Habrá más impuestos a los combustibles, tabaco y bebidas azucaradas como se había adelantado.

En el proyecto confirma el graven a las bebidas azucaradas. "Están gravados por un impuesto interno del diecisiete por ciento (17%), en tanto contengan azúcares libres añadidos", cita el articulo 26 y se excluye "los vinos, las sidras y las cervezas".

Están contempladas bebidas analcohólicas, gasificadas o no, incluso aquellas con cafeína y taurina suplementadas o no.

Los jugos frutales y vegetales, jarabes para refrescos, extractos y concentrados que por su preparación, las aguas minerales aromatizadas o saborizadas y los jarabes, extractos y concentrados, destinados a la preparación de bebidas sin alcohol.

Por otra parte, la iniciativa grava a los usuarios de servicios como Netflix, Spotify y Tinder, extiende la aplicación de impuestos internos y cambia parámetros en las contribuciones patronales.

Respecto de los impuestos a la renta financiera se detalla que "cuando la determinación de la ganancia neta de los sujetosprovenientes de operaciones de enajenación de acciones, valores representativos y certificados de depósito de acciones y demás valores, cuotas y participaciones sociales, monedas digitales, títulos, bonos y demás valores, así como por la enajenación de inmuebles o transferencias de derechos sobre inmuebles, estos quedarán alcanzados por el impuesto a la alícuota del quince por ciento (15%)".

El artículo siguiente habla específicamente de un impuesto cedular del 5% que se aplicará en donde depósitos bancarios, títulos públicos, obligaciones negociables, cuotapartes de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros y contratos similares, bonos en moneda nacional. En moneda extranjera al 15%.

El proyecto completo:

 

Comentarios