Lo más importante

Cómo rehidratarse después de hacer ejercicio

Al realizar actividad física el cuerpo pierde sales y otros componentes. Para recuperarlos debemos saber qué bebida elegir

0 Comentarios
0 Comentarios

La hidratación es fundamental, pero en ocasiones beber agua no es suficiente, como cuando nos ejercitamos. Según la temperatura o la intensidad de la actividad, el cuerpo precisará un cierto tipo de hidratación para recuperar los componentes que necesita.

Opciones hidratantes

Bebidas hipertónicas: tienen componentes como agua, hidratos de carbonos simples o complejos, y electrolitos (sodio, potasio, cloro, fósforo, magnesio y calcio). Son adecuadas para los ejercicios prolongados, a bajas temperaturas y que generen poca transpiración, ya que en estos casos es necesario compensar el gasto de energía con hidratos de carbono.

Bebidas hipotónicas: poseen baja concentración de sustancias disueltas en el líquido, y se usan para ejercicios moderados que duren menos de una hora.

Bebidas isotónicas: contienen sales de rehidratación y son absorbidas rápidamente si el ejercicio es intenso, el ambiente caluroso o se suda mucho. Ayudan a reponer líquidos, electrolitos (sobre todo sodio y cloro) y energía (glucosa) perdida durante el esfuerzo. Asimismo, retrasan la fatiga, y evitan calambres y sincopes.

Para recuperar energías

Al finalizar el ejercicio, se puede recurrir a una comida o bebida que contenga azúcares simples y poca fibra para que se digiera y pase a la sangre rápidamente, con el fin de recuperar los depósitos de glucógeno. Un ejemplo es tomar un batido con avena, yogur bebible y una banana, de 20 a 45 minutos luego de entrenar. Asimismo, una investigación reciente afirma que la leche chocolatada descremada es muy beneficiosa para la recuperación post ejercicio, ya que es una bebida hidratante, rica en hidratos y favorece la reparación muscular.

Los batidos también poseen dicho efecto, e incluso sirven para evitar la hipoglucemia a quienes no han comido mucho. Una buena receta es unir 4 claras de huevo, un puñado de frutas secas, una banana, media naranja, una taza de leche y una cucharada de miel.

Consejos

- No debe tomarse agua sólo cuando se tiene sed. Esta última aparece una vez que ya se inició la deshidratación.

- La hidratación debe llevarse a cabo antes, durante y después del ejercicio.

- Evite las bebidas excesivamente azucaradas, ya que pueden provocar una hipoglucemia reactiva (bajos niveles de azúcar por aumento de la insulina) que deja los niveles de energía bajos.

- Las bebidas con hidratos de carbono (batidos) se recomiendan para entrenamientos intensos con gran quema de calorías. De lo contrario no se aconsejan.

- Para recuperar energías, los batidos deben tomarse antes de superar los 60 minutos posteriores a la actividad física, ya que luego de ese lapso se torna difícil reponer los depósitos de glucógeno.

Fuente: revistabuenasalud.cl

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo