Cómo serán las obras de ampliación en el aeropuerto de Rosario

Los trabajos comenzarán en octubre, sin interrumpir la operatoria. Duplicarán la plataforma comercial, acondicionarán calles de rodaje y pondrán un nuevo sistema de balizamiento. También readecuarán espacios en las salas de vuelos domésticos e internacionales
     Comentarios
     Comentarios

El gobernador Miguel Lifschitz, la intendenta Mónica Fein y el presidente del directorio del Aeropuerto Internacional Islas Malvinas, Matías Galíndez, encabezaron el viernes el acto de adjudicación de las obras de infraestructura en las calles de rodaje y ampliación de la plataforma comercial de la terminal aérea de la ciudad.

Las tareas fueron adjudicadas a la UTE conformada por Obring Sociedad Anónima y Helport SA y comenzarán en el mes de octubre, con un plazo de 90 días, sin interrumpir la operatoria habitual, se informó oficialmente.

Las tareas contemplan la duplicación de la plataforma comercial, con el aumento del número de posiciones de estacionamiento de aeronaves para acompañar el crecimiento operativo de la terminal aérea.

Además, se prevé el acondicionamiento de sus calles de rodaje y la instalación de un nuevo sistema de balizamiento. 

Con la culminación de estas obras, el aeropuerto dispondrá de una nueva plataforma de 69 mil metros cuadrados que atenderá las necesidades de la actual aeroestación junto con la de la nueva terminal que iniciará su construcción a partir del 2018.

Los trabajos en el área de movimiento optimizan las condiciones de los pavimentos y márgenes del sector de circulación y estacionamiento de aeronaves, elevando su capacidad de soporte y resistencia.

Desde el municipio se informó que “la duplicación del área de plataforma es el comienzo de un plan de modernización y crecimiento que va a transformar al aeropuerto, generando una mayor conectividad al servicio de quienes quieran llegar o salir desde Rosario”.

De la misma manera, se comunicó que las obras potenciarán “el desarrollo de la carga aérea beneficiando la actividad comercial de toda la región”.

Por otro lado, se realizará en lo inmediato una serie de mejoras en la terminal actual para confort del pasajero.

Así, en los próximos meses la terminal iniciará obras de ampliación y readecuación de espacios en las salas de vuelos domésticos e internacionales.

También incrementará el número de cocheras disponibles y continuará trabajando para incorporar nuevas opciones de traslados terrestres que vinculen a los pasajeros de manera más ágil con el centro de la ciudad y otras zonas de la región.

El titular de la terminal aérea, Matías Galíndez, sostuvo que la obra “será trascendental para lo que es el futuro del aeropuerto” y aseguró que "no va a interrumpir la operatoria”.

“Estamos absolutamente preparados para que en los próximos cinco años la realidad de infraestructura y servicios cambie”, mencionó y trazó una dimensión de la inversión que se realizará: “Estamos hablando de más de 2.000 millones en los próximos 4 años”.

Comentarios