La selección Argentina sigue entrenándose con el partido del viernes ante Serbia y Montenegro en la cabeza. El técnico José Pekerman separó, nuevamente, a los que arrancaron frente a Costa de Marfil y a los suplentes. Los titulares hicieron trabajos regenerativos y los demás practicaron con normalidad. Hoy hubo una sola sesión de entrenamientos y a partir de las 16, hora de Alemania, tendrán descanso y podrán salir de la concentración.El triunfo calmó la ansiedad y ahora el cuerpo técnico ya trabaja para el segundo partido del Grupo C, que podría clasificar a Argentina a la segunda fase del Mundial. Ayer ya se habían entrenado en erzogenaurach, y hoy volvieron a hacerlo con una práctica regenerativa. Pekerman dividió a los titulares en dos equipos y jugaron un partido en espacios reducidos. Luego, se los vio con familiares dentro de la cancha o dispersándose. Tevez le presentó su hija a sus compañeros, mientras que Abbondanzieri y Ustari, junto a Salorio, jugaron al básquet. No se descarta la posibilidad de que el técnico haga cambios para enfrentar a Serbia y Montenegro, que perdió en la primera jornada por 1-0 ante Holanda. Messi, Tevez y Palacio siguen luchando por un lugar en la delantera, mientras que Cufré pelea por una plaza en la defensa.