La lluvia es el gran tema de este jueves en Rosario y toda la región. No paraba de caer agua desde la madrugada y distintas zonas de la ciudad ya registraban anegamientos y serias complicaciones. Distintas fuentes oficiales y no oficiales de análisis del tiempo advertían sobre los niveles acumulados de agua y la gran pregunta es cuándo dejaremos de mojarnos.

Por un lado, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó el aviso por tormentas fuertes y rige hasta las 15.30, para el centro y sur de la provincia. Mientras tanto, el cielo le hacía caso al pronóstico con lluvias sin cesar.

Según el alerta emitida este jueves, se preve que el área de cobertura sea afectada por lluvias y tormentas intensas, abundante caída de agua y ráfagas, fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo. La precipitación acumulada durante este evento podría alcanzar valores entre 50 y 100 mm. La condiciones tenderán a mejorar gradualmente de oeste a este.

Por otro lado, el grupo cazatormentas del sur provincial advierte que Rosario se encuentra dentro de un “sistema de baja presión” y que “en las próximas horas este sistema tiende a profundizarse y a retirarse hacia el Uruguay”.

Según esta fuente, “resta esperar, con alguna mejoría temporaria, continúe el mal tiempo con precipitaciones muy copiosas, algunas tormentas con intensa actividad eléctrica y hacia la noche ráfagas de viento fuerte”.

“Es preciso estar al tanto de los acumulados de lluvia, algunas zonas registrarán más de 100 mm en el día”, indicaron.

“El Grupo Cazatormentas del Sur asume estado de alerta naranja por las intensas lluvias que conllevan riesgo de anegamientos pluviales”, concluyeron.

Todas las fuentes coinciden en que el tiempo mejorará a partir de este viernes, con posibilidad de que en horas del mediodía haya sol pleno sobre la región.

Más información

Espasmos de sol en medio de un alerta que no cesa