Lo más importante

Diarrea: cómo tratarla y prevenirla en los niños

Suele ser una afección frecuente en el verano. Múltiples son sus causas, pero, como siempre, la higiene es la mejor prevención

0 Comentarios
0 Comentarios

La diarrea consiste en la disminución de la consistencia, el aumento de frecuencia de las deposiciones habituales del niño, o ambas. La materia fecal puede ser más blanda, desligada, líquida o más frecuente. Se considera diarrea prolongada cuando dura más de 14 días y crónica, por más de 3 semanas. El proceso terminará cuando el cuerpo elimine la toxina o infección que la provocó.

Las causas

Puede ser causada generalmente por virus, bacterias, parásitos, intoxicación con alimentos, medicaciones -sobre todo antibióticos-, alergias por alimentos, deficiencias de enzimas (como la intolerancia a la lactosa) o sustancias tóxicas.

En la mayoría de los casos no es necesario hacer un cultivo de materia fecal, salvo que el niño presente sangre, moco o diarrea prolongada. En general, el niño puede ser controlado en su casa hasta que cure (3 a 7 días aproximadamente). La sola descripción de los síntomas suele determinar la posible causa de diarrea del niño.

El riesgo de la deshidratación. Signos que ayudan a identificarla:

- Llanto sin lágrimas.
- Boca seca, aumento de sed.
- Orinar menos (no moja el pañal).
- Ojos hundidos.
- Adormecimiento, falta de intención de jugar.

Tratamiento

Consiste en la prevención o tratamiento de la deshidratación, prevención de la malnutrición y tratamiento farmacológico (mayormente no es necesario).

Prevención y tratamiento de la deshidratación

- Dar abundante líquidos: agua hervida, agua de arroz, caldo casero, sales de rehidratación oral.
- No suspender la leche, ni diluirla, usar azúcar en lugar de edulcorantes dietéticos.
- No ofrecerle gaseosas, jugos envasados o de frutas y otras infusiones caseras como té de payco, anís o manzanilla.
- Continuar con alimentación habitual para prevenir la desnutrición pero darle varias porciones al día muy fraccionadas para evitar el vómito.
- No suspender los alimentos sólidos y no darle verduras crudas.

Prevención de la malnutrición: Luego de 3 a 4 hs de rehidratación es recomendable iniciar la realimentación. Es preferible evitar al inicio algunos alimentos: fibra vegetal, cítricos, guisos, fritos, embutidos y salados, grasas, café, gaseosas, jugos azucarados, dulces.

¿Cuándo consultar al médico?

- Signos de deshidratación.
- Cantidad de evacuaciones o vómitos superior a la cantidad del líquido que ingiere el niño.
- Fiebre alta y que no cede ante medidas antitérmicas.
- Diarrea acompañada de vómitos que impiden la ingesta adecuada de líquidos.
- Deterioro franco del estado general en las últimas 6 a 12 hs.
- Presencia de moco, pus o sangre en la materia fecal.
- Diarrea persistente por más de dos semanas a pesar de las recomendaciones alimentarias señaladas.

Fuente: revistabuenasalud.cl

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo